Los ingresos cinegéticos crecen un 5% en Soria en cinco años

Ana I. Pérez Marina
-
Los ingresos cinegéticos crecen un 5% en Soria en cinco años

La última estimación ronda los 12 millones, mientras que en 2014 fue de 9,49 millones. Estos aprovechamientos suponen el 9% de los beneficios en los montes públicos

La tasación media en aprovechamientos cinegéticos en Montes de Utilidad Pública (MUP) se sitúa entre los ocho y los diez euros por hectárea. Si esta cantidad se aplica al total del territorio soriano y se añaden otros dos euros por hectárea por la obtención de permisos, los ingresos directos de los propietarios de los terrenos (ayuntamientos y particulares) pueden alcanzar los 12 millones de euros, un 26,4% más que la cantidad estimada en 2014, que se calculó en 9.450.000 euros. No es una cifra exacta, es una aproximación, ya que habrá acotados en los que se pague más por hectárea y en otros, menos, y si se descuenta la recaudación por la expedición de licencias, las ‘ganancias’ se quedan en unos 10 millones, por lo que el crecimiento en el último lustro sería más discreto, de poco más del 5%.
Estas  y otras cantidades han salido a relucir esta semana en la que el pleno de las Cortes de Castilla y León ha salvado la práctica cinegética, una vez que los grupos Popular, Socialista y Ciudadanos se han unido para continuar con la tramitación de la Proposición de Ley para ‘blindar’ la caza después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) suspendiera de forma cautelar el decreto y la orden de la Comunidad.
La caza es, en cualquier caso, una importante fuente de ingresos para los municipios, cerca del 9% del total de los aprovechamientos de los Montes de Utilidad Pública, aunque a mucha distancia de la madera de coníferas, que representa un 78% de la recaudación anual.
Así las cosas, las cifras evidencian que el sector cinegético se ha recuperado después de la crisis, a juzgar por los datos de los ingresos estimados en las últimas temporadas, y matiene un sustancial peso para el medio rural como para prescindir del mismo.
Las últimas estadísticas de la temporada cinegética 2018-2019 (aún sin finalizar) de la provincia de Soria constatan que la gestión mayoritaria es de régimen privado. Existen 480 cotos, que en su totalidad suman 855.029 hectáreas, lo que supone más del 83,02% del territorio provincial, que aportan solo en concepto de matrícula unos ingresos de 350.561 euros, según la información del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta.
Asimismo, han sido iniciados, tramitados y resueltos, según el procedimiento establecido en la Orden de 27 de agosto de 1998 de la Consejería de Medio Ambiente, un total de 87 expedientes relativos a la constitución, prórroga, cambio de titular, ampliación y segregación de acotados privados, que han generado una cuantía de 6.443,80 euros en tramitación administrativa. Además, se han analizado, informado y aprobado 92 proyectos de ordenación cinegética de cotos privados de caza y 31 modificaciones.
autorizaciones. Respecto a las autorizaciones resueltas por el Servicio Territorial de Medio Ambiente, de acuerdo a los planes cinegéticos y a la orden anual de caza, se han facilitado 4.299 precintos de ciervo (1.714 machos y 2.585 hembras); 6.568 precintos de corzo (2.978 machos y 3.590 hembras); y cuatro de gamo (dos machos y dos hembras). En este último caso, que es excepcional, cabe puntualizar que es en la zona de Iruecha, donde los animales proceden de Castilla La Mancha y los permisos se conceden por control.
En cuanto a ganchos y monterías, en la temporada se han recibido 1.499 comunicaciones: 630 ganchos (135 de jabalí y 497 mixtos, de los cuales 31 incluían corzas); 627 monterías de menos de 30 puestos (58 jabalí y 569 mixtos, 35 con corzas); 242 monterías de más de 30 puestos (26 de jabalí y 214 mixtas, de las cuales 11 capturaron corzas).
control poblacional. Por otro lado, hay que tener en cuenta los controles poblacionales de caza mayor. En esta campaña se han dado autorizaciones para diez esperas y recechos, para lo que se han expedido 68 precintos extraordinarios de corzas (aún sin resultados); y 291 esperas de jabalí o cérvidos, que contemplan un cupo de 683 precintos extraordinarios de ciervas y 94 de corzas, además de nueve de gamos, con unos resultados provisionales de capturas de 123 jabalíes, 63 corzas y 371 hembras. Además, en monterías y ganchos se ha dado luz verde a 22 autorizaciones de corzas, con 81 precintos a mayores y, hasta la fecha, se han abatido ocho ejemplares.
También en los aprovechamientos de caza menor cabe el control cinegético. Así, para la regulación de poblaciones o por daños se ha registrado una autorización por córvidos y 77 permisos a guardas particulares de campo. Y se han aprobado 26 autorizaciones para la suelta/repoblación de perdiz, siete de conejo, tres de palomas y cinco de codorniz. En este caso, la tramitación de estas resoluciones han generado unos ingresos de 962,20 euros.
1.734 licencias. El número de licencias de caza expedidas por el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Soria asciende en esta temporada a 1.734, de las que se han abonado 1.599, lo que supone una recaudación de 72.110,76 euros. Sin embargo, este dato es totalmente orientativo, ya que desde noviembre de 2015 está en vigor la licencia interautonómica para aquellos cazadores y pescadores que practiquen estas actividades en más de una comunidad autónoma (Galicia, Aragón, Asturias, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Madrid y Murcia). En esta relación no figuran las de cobro domiciliado. Asimismo, se emitieron 16 certificados solicitados por particulares para licencias de caza de otras comunidades, de cuyas tasas de expedición (116 euros).
cambio. Una de las novedades es que los aprovechamientos de los MUP que forman parte mayoritaria de las tres Zonas de Caza Controlada (Ágreda, Valduérteles y Fuentes de Velasco), que suman 2.252 hectáreas, hasta ahora gestionadas por la Junta, se han sacado a licitación. En el caso de Fuentes de Velasco y Valduérteles ya se han adjudicado a la Sociedad de Cazadores San Saturio y Ágreda se resolverá en breve. Una vez adjudicados, se constituyen como cotos de caza ordinarios. En estos montes públicos no ha habido planes cinegéticos en las dos últimas temporadas, pero sí se han realizado una serie de controles poblacionales en cacerías colectivas (dos jabalíes en Ágreda, siete jabalíes y cinco ciervas en Valduérteles, y nueve jabalíes y dos ciervas en Fuentes de  Velasco).