CyL recibe más de 50.000 estudiantes extranjeros de español

SPC
-

La cifra obtenida el pasado año, con un incremento del 9,3%, supone un récord histórico en la llegada de este tipo de alumnos, cuyo gasto medio semanal alcanza los 365 euros

Javier Ramírez, director general de Turismo, y Mar Sancho, directora general de Políticas Culturales, presentaron el informe - Foto: Ical

La cifra de alumnos extranjeros que llegó el año pasado a Castilla y León para aprender español fue de 50.557, lo que supone un récord histórico de turismo idiomático en la Comunidad y un incremento del 9,3 por ciento respecto a 2017. Un aumento que la Junta relaciona con la estrategia de promoción e internacionalización del sector que lidera pero también con el alto grado de satisfacción de los alumnos foráneos que motiva su deseo de repetir su estancia en la región y la probabilidad de recomendar a familias y amigos Castilla y León como destino para aprender español. De esta manera, la relevancia del idioma se ha convertido en un activo económico hasta ser uno de los recursos turísticos más importantes a nivel nacional porque el gasto medio semanal de los alumnos de español es de 365 euros.
Salamanca fue la provincia con mayor volumen de alumnos en 2018, ya que aglutinó el 67,8 por ciento del total, con 34.300. En segunda posición se situó Segovia, con el 11 por ciento (5.631), que desbancó a Valladolid que quedó relegada al tercer puesto, con el 10 por ciento (5.094). Entre las tres acapararon el 89 por ciento de este tipo de estudiantes.
Las escuelas privadas aglutinaron el 74 por ciento de los centros y el 53 por ciento de los alumnos, seguidas de las universidades (40 por ciento de los estudiantes) y las escuelas oficiales de idiomas. En relación a la procedencia, Estados Unidos, Italia, China y Francia fueron los principales mercados emisores de alumnos extranjeros que estudian español en Castilla y León, seguidos de Alemania y Reino Unido. Los alumnos procedentes de estas seis nacionalidades supusieron el 65,4 por ciento y más de la mitad fue europeo. Respecto al año anterior, italianos (37%) y británicos (31) fueron los que más aumentaron.
El director general de Turismo, Javier Ramírez, subrayó la evolución positiva porque el número de estudiantes extranjeros creció un 29,7 por ciento en los últimos cuatro años, con 11.500 alumnos más. «Son datos que nos posicionan en una situación muy importante y constatan que el sector goza de buena salud en Castilla y León», apuntó. El informe elaborado por la Junta destaca la buena evolución de estudiantes procedentes de China, que se ha disparado un 74 por ciento desde 2014, pero también de Europa como es el caso de Alemania, que ha crecido un 45 por ciento.

Los gastos

Por otro lado, este tipo de alumnos tienen un gasto medio de 365 euros, siendo su principal partida el alojamiento (37 por ciento), seguido del comercio (17), manutención (16) y hostelería (8). Los cursos tienen un precio medio de 1.615 euros, siendo más alto para quienes proceden de más lejos.
La mayoría de los alumnos es mujer (71 por ciento), algo que se repite desde hace años; con edades entre los 20 y los 29 años (53); y la mayor parte es estudiante (71), con predominio de universitarios. El 54 por ciento decide aprender español en Castilla y León por su interés personal por el idioma y la cultura española y valoran especialmente la oferta cultural, la gastronomía y la riqueza natural.
Ramírez hizo hincapié en la alta valoración de los estudiantes, ya que la mayoría repetirían la experiencia y recomendarían Castilla y León como destino idiomático.