scorecardresearch

UGT alerta del repunte de problemas de salud mental

SPC
-

Un informe del sindicato señala que la prevalencia de la depresión afecta al 14,4% de las mujeres de Castilla y León, frente al cinco por ciento de los hombres

Imagen de archivo de un centro de trabajo. - Foto: Reyes Martínez

La Unión General de Trabajadores (UGT) alertó ayer de que con la pandemia se han incrementado los problemas de salud mental en el ámbito laboral, sobre todo entre las mujeres, según los estudios nacionales e internacionales que se han llevado a cabo al respecto. De hecho, los casos de depresión y los trastornos de ansiedad en el mundo han aumentado un 28 y un 26 por ciento, respectivamente durante la crisis sanitaria, siendo las mujeres y los jóvenes los colectivos más afectados. 

De acuerdo con la secretaria regional de Salud del sindicato, María Fe Muñiz Queipo, «se trata de grupos más sensibles y vulnerables, ahora mismo, frente a contextos de incertidumbre que se están produciendo en todos los ámbitos debido a escenarios marcados por los continuos repuntes de contagios». Y es que, según UGT, los datos indican que la prevalencia de la depresión, trastorno mental de causalidad multifactorial, duplica en mujeres a la de hombres (7,1% frente a 3,5%), y en los cuadros de depresión grave la diferencia es aún mayor: por cada caso grave en hombres hay 3,5 en mujeres. En Castilla y León los datos indican diferencias aún mayores: para las mujeres asciende al 14,4%, frente a la de los hombres que se sitúa en el cinco por ciento.

Por su parte, la secretaria regional de Políticas Sociales, Victoria Zumalacárregui, recordó los datos aportados por la Organización Mundial de la Salud porque «la depresión, unida a los cuadros de ansiedad, son un problema de salud mental que afecta a millones de personas en el mundo y se considera primera causa mundial de discapacidad en el caso de la mujer». Es más, en palabras de la secretaria de Igualdad de UGT, «afecta a la capacidad para desarrollar plenamente la vida personal y laboral de forma claramente diferencial porque, cuando es recurrente y de intensidad moderada a grave, puede causar gran sufrimiento e incluso conducir al suicidio». 

Para Zumalacárregui, la segregación de género en el ámbito laboral es un elemento clave para explicar la aparición de trastornos depresivos de forma diferencial en trabajadoras y trabajadores, cuando los factores laborales forman parte importante de las causas que los originan. La distribución desigual vertical y horizontal en función del género conlleva la exposición a diferentes riesgos laborales y por lo tanto consecuencias diferenciales sobre la salud, en función de esa segregación.