El Parlament catalán rechaza pedir la dimisión de Torra

Europa Press
-

Ciudadanos buscaba que la Cámara exigiera la renuncia del presidente de la Generalitat y reprocharle "que no se retracte por alentar las acciones radicales de los CDR ni por liderar el ensalzamiento de personas acusadas por delitos de terrorismo"

El Parlament catalán rechaza pedir la dimisión de Torra - Foto: EUROPA PRESS

El pleno del Parlament ha rechazado este jueves una moción de Cs que buscaba que la Cámara pidiera la dimisión del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y reprocharle "que no se haya retractado por haber alentado las acciones radicales de los CDR ni por haber liderado el ensalzamiento de personas acusadas por delitos de terrorismo". 
La iniciativa ha sido rechazada con 76 votos contrarios de JxCat, ERC, los comuns y la CUP, y 56 votos favorables de Cs, el PSC-Units y el PP. 
El texto considera "intolerable y antidemocrático" que, según Cs, Torra no se haya comprometido a acatar la Constitución y a respetar las resoluciones judiciales, por lo que pedía su dimisión inmediata. 
Otro punto de la moción reclamaba a la Cámara lamentar "la falta de condena del terrorismo, así como el blanqueamiento y el ensalzamiento de personas condenadas por delitos de terrorismo" por parte del Govern y los partidos independentistas, y acusaba al presidente del Parlament, Roger Torrent, de censurar a la oposición. 
Asimismo, instaba al Govern a "cumplir y hacer cumplir la Constitución y el Estatut, y a renunciar a reiterar, ratificar, aplicar o implementar" la declaración de independencia y las leyes de 'desconexión'.

 

Debate 

El presidente de Cs en la Cámara, Carlos Carrizosa, ha cargado contra los partidos independentistas por aplaudir a los siete miembros de los CDR encausados por presunto terrorismo y ha exigido "respeto a las instituciones, respeto a la libertad y condena de la violencia". 
El popular Alejandro Fernández ha dicho que es "inadmisible y repulsivo" que los partidos independentistas defiendan a los miembros de los CDR encarcelados y los definan como jóvenes comprometidos con la sociedad. 
El socialista Ferran Pedret ha sostenido que es responsabilidad de todos los partidos y dirigentes "serenar los ánimos cuando hay un conflicto político y social" como el de Cataluña, mientras que Susanna Segovia (comuns) ha recriminado al PSC que haga este discurso cuando aprobaron el 155 y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se plantea aplicar la Ley de Seguridad Nacional. 
Por parte de la CUP, Carles Riera ha considerado que la violencia no es del independentismo, sino del Estado y del capitalismo, y ha asegurado que continuarán trabajando para que en el Parlament se hable y vote sobre la independencia, la autodeterminación y sobre "derrocar la monarquía y el régimen del 78". 
Además, Ernest Maragall (ERC) ha acusado a Cs de agitar el "fantasma" de la violencia por intereses electorales, y Francesc de Dalmases (JxCat) ha pedido al partido naranja que haga política y deje de pedir la aplicación del 155.