San Leonardo plantea a la DGT soluciones para la travesía

Ana Pilar Latorre
-

Mientras se retoma la variante, se plantea reducir la velocidad a 30 e instalar badenes y señales con luz

San Leonardo plante a la DGT soluciones para la travesía - Foto: Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez

El Ayuntamiento de San Leonardo de Yagüe mantuvo esta semana un encuentro con representantes de la Dirección General de Tráfico (DGT) y del Ministerio de Fomento para buscar una solución a la problemática travesía de la localidad, en la N-234, que ha registrado ya numerosos accidentes y atropellos por el exceso de velocidad de coches y camiones. «No hay todavía nada concreto», comenta la alcaldesa, Belinda Peñalba, quien insiste en la necesidad de construir la variante recuperando el antiguo proyecto, que parece que tendrá que esperar a contar con presupuesto. En el encuentro se plantearon varias medidas relativas al tráfico para poner una solución a corto plazo.
Hoy en día en la travesía de San Leonardo hay cuatro pasos de peatones: dos en las entradas en ambos sentidos (desde Burgos y desde Soria), uno en la zona del colegio y uno en la zona del centro de salud. A ello se suman dos semáforos de velocidad en las entradas, de los que pasan de ámbar a rojo si detectan exceso de velocidad.Pero desde el Ayuntamiento, el nuevo equipo de Gobierno dirigido por Peñalba se opina que esto no es suficiente, por lo que se solicitó un encuentro a través de la Subdelegación del Gobierno en Soria. Otra opción será reducir la velocidad a 30 kilómetros por hora, una medida que puede tomar el Ayuntamiento. Tráfico, por su parte, tiene que aprobar la sustitución de las señales.
propuestas. Entre las medidas que ha estudiado el Ayuntamiento para que los vehículos circulen a menor velocidad por la carretera que atraviesa el pueblo se encuentran la instalación de badenes, señales luminosas, pasos elevados, semáforos que detectan la velocidad en las zonas más peligrosas y con menor visibilidad... Los representantes de la DGT y de Fomento recogieron las sugerencias, con el compromiso de estudiarlas y ofrecer una solución al Ayuntamiento, mientras a la vez se avanza en la variante. 
«El último proyecto sobre la variante quedó en stand by y es el que proponía una carretera por fuera de los cascos urbanos de Navaleno y San Leonardo», concreta la alcaldesa, consciente de que esta medida sería la ideal para solucionar este grave problema que se arrastra desde hace tiempo. Según su estimación, podría realizarse a medio y largo plazo, cuando pueda contar con una partida presupuestaria suficiente. En la misma carretera que une Soria con Burgos, la N-234, cuenta con travesía Salas de los Infantes, mientras que Quintanar de la Sierra, Hontoria del Pinar y Barbadilla del Mercado no tienen carretera de desviación del núcleo urbano.
Para Belinda Peñalba, la variante de San Leonardo «siempre ha sido un punto negro» del tráfico en la zona, pero ahora incluso más por la cantidad de tráfico pesado que discurre por allí, «más que nunca», advierte. «Hay que dar las gracias de que no pasen más cosas, los conductores no respetan los pasos de peatones», comentan. Ahora habrá que esperar a que la DGT estudie las propuestas y realice las recomendaciones o actuaciones correspondientes.
Uno de los puntos conflictivos de la travesía es la curva, donde se encuentra la iglesia. El anterior equipo de Gobierno, con Jesús Elvira, se puso en contacto con la parroquia para plantear la posibilidad de que se pudieran retirar algunas partes de la tapia que rodea el templo y mejorar así la visibilidad y, con ello, la seguridad y el tráfico. Desde la Diócesis se les dijo que deberían hacer la propuesta formalmente, por los cauces oficiales. Pero al cambiar de equipo el Ayuntamiento, ahora no se ha realizado ninguna propuesta, aunque puede que se realice en los próximos meses, ya que se estudian las mejoras de la carretera que atraviesa la localidad. Así que por ahora, esto no está sobre la mesa, afirman desde la diócesis.
seguridad. En los últimos años se han producido numerosos accidentes de tráfico, sobre todo atropellos, en esta travesía. 2016 fue un año especialmente trágico, con el atropello a dos chicas en las fiestas de Carnaval y de un hombre y una mujer mayores en Semana Santa. Las cuatro personas sufrieron heridas de distinta consideración al ser arrolladas por vehículos. Más grave fue el siniestro de 2012, cuando un atropello se cobró la vida de una mujer e hirió a otras dos personas que cruzaban, una de ellas un bebé de cuatro meses. 
El Ayuntamiento lleva trabajando varios años en las mejoras de la travesía, optando por iluminación en el paso de cebra, señalización intermitente, pintado de la calzada, semáforos para regular velocidad... Aún así, la zona sigue siendo poco segura para los peatones.