La Junta adjudica las obras de San Ginés, en Rejas

EDS
-
La Junta adjudica las obras de San Ginés, en Rejas

La localidad fue declarada Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico, en noviembre de 2007

La Junta de Castilla y León ha adjudicado las obras de restauración en la iglesia de San Ginés en Rejas de San Esteban (Soria) por  33.436,51 euros y un plazo de ejecución previsto de cuatro meses. La actución permitirá reparar la cubierta y restaurar los elementos ornamentales del pórtico de esta iglesia.

Se trata de un templo románico de mediados del siglo XII y de la original iglesia de San Ginés perviven su pórtico de entrada y su portada. Fue reconstruida a finales del siglo XVIII y es una de las dos iglesias medievales con las que cuenta Rejas de San Esteban, localidad declarada por la Junta de Castilla y León Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico, en noviembre de 2007.

En San Ginés puede comprobarse la influencia de las portadas de las iglesias de San Martín, en la misma localidad, y las de San Miguel y El Rivero, en San Esteban de Gormaz, previas en el tiempo.

Con esta actuación, la Junta de Castilla y León lleva invertidos en la segunda fase del programa Soria Románica, que coordina el Servicio Territorial de Cultura, más de 1.700.000 euros, actuando en veintinueve bienes de veintiséis localidades.

Conjunto Histórico

Declarada Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico, la localidad de Rejas de San Esteban se sitúa al oeste de la provincia de Soria, en la confluencia de los caminos locales a Villálvaro, Zayas de Báscones y San Esteban de Gormaz. En su origen medieval, la villa surge como lugar fortificado para la repoblación y defensa de la línea del Duero y enclave complementario de la importante plaza de San Esteban de Gormaz. 

La localidad sigue un modelo de asentamiento orgánico adaptado a la topografía del terreno, compuesto por un castillo emplazado en la cima de un cerro o colina, a partir del cual se apiña la aldea civil, con calles dispuestas longitudinal y transversalmente en las estribaciones del cerro.

La relevancia de este conjunto no se centra únicamente en la existencia de inmuebles de valor excepcional como la Iglesia de San Martín, declarada Bien de Interés Cultural en 1980, y la Iglesia de San Ginés, magníficos ejemplares del románico soriano con galería porticada, sino además en la conservación de un conjunto de edificaciones de arquitectura popular características de la ribera Soriana del Duero, vinculadas a formas de vida tradicional.

Conserva el conjunto unos cuantos lagares de prensa de uva con sus construcciones características de adobe y entramado con adobe, que se manifiestan al exterior por la presencia del hastial de piedra recrecido que hacía las veces de contrapeso. Aún se conservan elementos tan característicos de la arquitectura popular como la típica chimenea pinariega.