El CSKA levanta su octava Euroliga

Europa Press
-

Sergio Rodríguez se convierte en el primer español en lograr el título europeo con un equipo extranjero, después de que los moscovitas vencieran al Anadolu Efes por 83-91

El CSKA levanta su octava Euroliga - Foto: SERGIO PEREZ

El CSKA Moscú se ha proclamado campeón de Europa por octava vez en su historia tras cumplir este domingo los pronósticos e imponerse al Anadolu Efes (83-91) en la final de la Euroliga, celebrada en el Fernando Buesa Arena de Vitoria. 
Después de batir en semifinales al Real Madrid, el equipo ruso completó su fin de semana soñado en la capital alavesa y recuperó el trono europeo tres años después de su última Euroliga. El baloncesto español también se puede sentir agraciado por medio de Sergio Rodríguez, que gana su segundo título continental después de hacerlo en 2015 vestido de blanco. 
Con Will Clyburn (20), Cory Higgins (20) y Nando de Colo (15) como máximos anotadores, el CSKA siempre llevó la iniciativa de la final, pero tuvo que pelear hasta los instantes finales para confirmar la gloria. Su primera escapada en el marcador se produjo al inicio del segundo cuarto 20-34 (min.13), cuando los pupilos de Dimitris Itoudis parecían ver el aro como una piscina. 

El CSKA levanta su octava Euroliga
El CSKA levanta su octava Euroliga - Foto: Juan Carlos Hidalgo
Sin embargo, Shane Larkin (29), verdugo del Barça en el playoff de cuartos y del Fenerbahçe en semifinales, se empeñó en que el CSKA no pudiera celebrar antes de tiempo y lideró un parcial de 14-3 que permitió al Efes llegar al descanso con sus esperanzas intactas (42-44). La cuarta falta Bryan Dunston, el ancla interior del Efes, lastró al equipo turco en el tercer cuarto y el CKSA, equipo mucho más experimentado en estas lides -ha disputado 16 Final Four- en los últimos 17 años-, lo aprovechó para volver a estirarse en el marcador (54-68, min.29). 
De nuevo fue Larkin, autor de un espectacular triple sobre la bocina, el que mantuviera la fe del club otomano, que llegaba al último parcial todavía remando, negándose al naufragio definitivo (62-68) a pesar de la falta de puntería de su otro gran referente esta temporada, Vasilije Micic (2/9 en triples). 
En los últimos minutos, la defensa del CSKA se agigantó ante un Larkin tocado físicamente y en ataque encontró los puntos de Higgins y Clyburn. Los estadounidense abanderaron la enorme puntería del CSKA desde el perímetro (14/22 en triples) y se encargaron de llevar el trofeo de Vitoria a Moscú. 

 

Tercer puesto blanco

El Real Madrid ha concluido en el tercer lugar de la Euroliga 2018/19, merced a su victoria de este domingo por 75-94 sobre el Fenerbahçe BEKO en la denominada final de consolación de la Final Four, que se está disputando en el Fernando Buesa Arena de Vitoria. 
Así, los pupilos de Pablo Laso cerraron su participación en la máxima competición europea con sabor amargo. Pese a ocupar un puesto de ese podio virtual, claramente el objetivo era revalidar su título del 2018 y este buen marcador ante el Fenerbahçe solo sirvió para esbozar una media sonrisa. 
La victoria merengue se fraguó al regreso de los vestuarios, con un parcial acumulado de 23-31 y que había sido posible por el gran desempeño de Facundo Campazzo. Bien que Laso echó de menos la inspiración del base argentino el pasado viernes, cuando los madridistas cayeron por 95-90 ante el CSKA durante las semifinales. 
Con Facu sobre el parqué vitoriano, el Real Madrid siempre llevó la manija de su encuentro ante un Fener que no tuvo armas para frenarlo, como sí había sido capaz el equipo moscovita. Y para colmo, el pívot mexicano Gustavo Ayón también estaba viviendo su particular redención anotadora. 
Campazzo repartiendo asistencias por doquier y Ayón intimidando bajo los aros, ese era el panorama favorable a un Real Madrid que también se beneficiaba del acierto del escolta francés Fabien Causeur. Si ellos estaban en pista, el asunto carburaba; si descansaban en el banquillo, se acercaban los otomanos. 
No obstante, el conjunto dirigido por Zeljko Obradovic acusó el cansancio físico y especialmente el emocional. Sus pupilos solo tuvieron gasolina en los dos primeros cuartos (16-24 y 24-14) para replicar a su rival; pero, si ya la plantilla turca había llegado al Buesa Arena muy tocada, peor fortuna corrió en un duelo con trampa. 
En el tercer periodo se resintió de sus molestias físicas el pívot checo Jan Vesely, en un mar de dudas para un equipo que firmó la rendición después de 30 minutos con el marcador de 63-69. A pesar de estar cerca, al Fener se le escurrió cualquier opción de remontada con un inicio horrendo en el cuarto periodo. 
Más de seis minutos tardó en anotar una canasta, lo que a esas alturas era la sentencia porque el Real Madrid no había bajado su ritmo. Además, Erick Green se torció el tobillo mientras peleaba por capturar un rebote y tuvo que abandonar el pabellón en camilla. 
Para el perro flaco de Estambul todo fueron pulgas en Vitoria, cayendo finalmente por 19 puntos de diferencia. Esta victoria cómoda de los blancos supuso cierto rescate propio en lo deportivo; y, como recompensa de la Euroleague Basketball, 300.000 euros para las arcas del club por acabar en la tercera posición definitiva.