Unidos por el Duero

Sandra de Pablo
-

Después de 11 años de espera, los alcaldes de San Esteban de Gormaz, Miño de San Esteban y Langa de Duero confían en que la octava etapa de la Senda del Duero beneficie a sus localidades gracias a los encantos del río

La provincia de Soria por fin podrá completar el recorrido de la Senda del Duero; después de más de una década de espera parece que ahora sí, se habilitará la etapa 8, la única que falta y que debe unir San Esteban de Gormaz con Langa de Duero siguiendo el margen el río de los poetas. La Diputación Provincial de Soria capitanea un proyecto que esta semana celebraba una reunión de trabajo con la Subdelegación del Gobierno y los ayuntamientos implicados que son San Esteban, Langa y Miño de San Esteban. La Senda del Duero busca promover los valores medioambientales, históricos, culturales y etnográficos del río y su entorno; y de las gentes que habitan sus orillas.
Según avanza el subdelegado, Miguel Latorre, el presupuesto aún no está cerrado puesto que algunos tramos se realizarán sobre caminos ya existentes, otros serán nuevos e incluso se contempla alguna variante por lo que «hasta que no tengamos el proyecto no se podrá realizar una estimación de cifras». Sí están más ajustados los plazos puesto que el objetivo «es empezar ya mismo e intentar acabarlo todo a lo largo del próximo año 2019». 
La idea es adecuar los espacios por donde va a discurrir la senda, en definitiva delimitar, señalizar y arreglar aquellas zonas que no están los suficientemente transitables, en las que haya que eliminar broza o hacer desmontes. También en algunos puntos se instalarán pasarelas o vallados de protección y Miguel Latorre concluye que hay que «adecuarlo para un uso público del camino sin ningún peligro y con las condiciones de accesibilidad». El subdelegado considera que no serán intervenciones muy impactantes sino simplemente en algunos casos rehabilitar lo existente y en otros adecuarlo «pero en cualquier caso realizarlo de tal forma que cualquier usuario lo pueda realizar sin ningún peligro».
El proyecto también incluye la señalización del tramo puesto que todo el recorrido de la Senda del Duero lo está de una forma específica para que los usuarios sepan en todo momento el punto kilométrico en el que se encuentran, el lugar y la accesibilidad a los monumentos o elementos relevantes del medio natural o zonas de descanso. 

trazado. El primer paso es perfilar la redacción del tramo y poder empezar inmediatamente la puesta a punto de un recorrido natural para que pueda albergar con seguridad y servicios a los usuarios. Con los alcaldes ya se ha acordado un trazado asequible para la etapa 8.En la reunión se aproximó sobre plano el recorrido más o menos consensuado entre las partes y a partir de ahora habrá que redactar el proyecto. 
Constantino de Pablo, alcalde de Langa de Duero, recuerda que posee los papeles del inicio de este proyecto en el año 2007. Hace una década se debatió sobre el trazado puesto que desde la localidad langueña apostaban por la zona de Velilla y Alcozar y entonces y ahora se escogió la del otro lado por la carretera de Soto hasta Langa. Los problemas de disponibilidad de terrenos parecen haber decantado la balanza en este caso. De Pablo considera que esta no es la mejor opción puesto que los ciclistas tendrán que ir «por una carretera provincial y además estrecha, lo que es un peligro». Con la reconcentración parcelaria que se proyecta para la zona espera que se solucione este problema y apunta que «como en las orillas discurren unas acequias, en lugar de poner las parcelas justo pegando a la carretera, si estamos al tanto, se podrá dejar una anchura más razonable para que los ciclistas no tengan tanto peligro».
San Esteban de Gormaz también ha planteado una alternativa al trazado de la senda puesto que en alguno de sus puntos pasa la carretera nacional 110 y según la alcaldesa María Luisa Aguilera «entendemos que eso va en contra del espíritu de pura naturaleza». Proponen una variación que respete más el entramado natural del río. Tanto la Diputación como la Subdelegación parecen haber atendido este ruego y la empresa Tracsa se personará en la zona para valorar la alternativa.
La idea del Ayuntamiento de Miño de San Esteban es habilitar algún tipo de parada en Castril, comenta su alcalde, José Peñalba que «es lo único en lo que podemos hacer un poco variación, que se salga de lo que es la senda en sí». Plantearán esta posibilidad una vez que se redacte el proyecto.
Lo que va a hacer la Subdelegación junto con la Diputación, que es la promotora, es coordinar con los ayuntamientos aquellos aspectos que puedan surgir o generen conflicto «como por ejemplo el atravesar una carretera, finca o camino e ir solucionando sobre el terreno», apunta el subdelegado. Será el Ministerio quien financie la intervención pero una vez que esté realizada los ayuntamientos deben comprometerse con sus medios a mantenerlo en perfecto estado. Pese a que el mero mantenimiento puede hacerse muy cuesta arriba para ayuntamientos pequeños como es el caso de Miño de San Esteban, las administraciones implicadas parece que se prestan al entendimiento. Según Latorre «no son intervenciones, simplemente reponer alguna señal que se caiga, reparar algún desperfecto en el camino, lo que se ha venido haciendo hasta ahora y creo que en ese sentido hemos encontrado la total colaboración por parte de los alcaldes de estos municipios así como de la Diputación. María Luisa Aguilera compromete que «nosotros vamos a cuidar mucho por esperado este tramo» y Constantino de Pablo confía en que «si esto lo va a capitanear la Diputación, si el paseo va paralelo a la carretera, pues al mismo tiempo que siega la carretera, va a segar el camino».

río vertebrador. Esta senda forma parte el gran  proyecto medioambiental que la alcaldesa sanestebeña llevaba meses anunciando como uno de los puntos fuertes para los últimos meses de legislatura. Aguilera reconoce que comenzaron las conversaciones con la anterior subdelegada del Gobierno y ha sido ahora cuando el ministerio del ramo ha tomado cartas en el asunto. Desde el Ayuntamiento sanestebeño apuestan por el río Duero, por el medio ambiente y por todo lo que tiene que ver con su entorno como una gran fuente de potencial para la población, «es un auténtico revulsivo para la zona y la comarca». Crear este tipo de infraestructuras también fomenta el desarrollo económico porque se potencia el uso sostenible del medio ambiente permitiendo a la población estar en contacto con la naturaleza: «Eso es lo que se persigue y lo que vamos a percibir cuando podamos definitivamente tener continuidad».
Esta etapa cubre  aproximadamente 19’5 kilómetros que comienzan en el casco urbano de San Esteban de Gormaz, cruzando el río Duero por el puente de la carretera N-110 a Segovia, y terminan en el puente sobre el río Duero de la carretera de Langa de Duero a Valdanzo, pasando por los términos de San Esteban de Gormaz, Aldea de San Esteban, Soto de San Esteban, Miño de San Esteban y Langa de Duero. Su recorrido se prevé proyectar sobre diversos caminos calles de San Esteban de Gormaz, carretera N-110, y sobre las carreteras de titularidad de  la  Diputación Provincial de Soria SO-P-4009 San Esteban-Langa en cuatro tramos y SO-P-4004 en un pequeño tramo.
En su tramo soriano la Senda del Duero consta de nueve etapas, ocho enteras y una compartida con la provincia de Burgos. El recorrido nace en la Fuente el Duero y tiene parada e inicio en Vinuesa, Soria, Ituero, Almazán, Andaluz, Gormaz, San Esteban y Langa antes de llegar a Aranda de Duero.