Recta final de la restauración de la iglesia de Beltejar

EDS
-
Recta final de la restauración de la iglesia de Beltejar

La Consejería de Cultura y Turismo está concluyendo una serie de obras de rehabilitación en la iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora, declarada Bien de Interés Cultural, que conserva restos de una primitiva iglesia románica

El delegado territorial, Manuel López, ha visitado en la mañana de hoy la iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora, en la localidad soriana de Beltejar (pedanía de la villa ducal de Medinaceli), en la que la Junta está finalizando una serie de obras de reparación que, por un importe de 48.168,76 euros, adjudicó a la empresa de restauración TRYCSA (Técnicas para la Restauración y Construcciones S.A.).

Junto al delegado, han realizado la visita el alcalde de Medinaceli, Felipe Utrilla; el párroco, Antonio Encabo; responsables de la empresa constructora; el jefe del Servicio Territorial de Cultura y Turismo, Carlos de la Casa; y de técnicos Patrimonio de este departamento, que ha sido el responsable del seguimiento y control de esta obra que fue adjudicada en el mes de abril por la Consejería de Cultura y Turismo, con un plazo de ejecución de tres meses.

El templo presentaba daños de diversa índole y de importancia relativa, pero que requerían de una pronta intervención, necesaria para evitar su progreso y avance con el tiempo.

Fases de la intervención

Se ha procedido al saneamiento de la cubierta de la galería porticada románica de entrada, en la que al retirar su teja árabe se comprobó la existencia de una capa de compresión de hormigón que aportaba un peso excesivo a la sencilla estructura de madera que la sustentaba. Esta capa ha sido retirada y se ha sustituido por fieltro impermeabilizante y transpirable tipo ‘Tyvek’ y tablero de madera contrachapado que impermeabiliza y regulariza los hundimientos de la cubierta. Además, se han repuesto las tejas retiradas, rehaciendo sus encuentros con el paramento vertical de la nave de la iglesia mediante baberos o pesebrones de plomo para garantizar la evacuación de aguas