El décimo día de protestas en Puerto Rico acaba en violencia

EFE
-

Las movilizaciones en la isla contra el gobernador Ricardo Rosselló terminan en enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes piden su dimisión por el caso 'chatgate', en el cual políticos se mofan de la comunidad LGBT, periodistas y artistas.

El décimo día de protestas en Puerto Rico acaba en violencia - Foto: MARCO BELLO

Puerto Rico vive días convulsos en los que decenas de miles de personas llevan días manifestandose para exigir la renuncia dedel gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, por su participación, junto a miembros de su círculo íntimo en el Gobierno, en un chat en el cual se mofan de periodistas, políticos, miembros de la comunidad LGBT y artistas.
La primera de las manifestaciones partió y acabó en el estadio Hiram Bithorn, y ayer tuvo la décima jornada de unas protestas que se presuponían pacíficas pero que concluyeron en la parte histórica de la capital con enfrentamientos, gases lacrimógenos y descontrol.
En la misma, decenas de miles de manifestantes, encabezados por artistas y deportistas puertorriqueños, exigieron la renuncia del gobernador, en algunos momentos bajo una lluvia torrencial y una humedad elevada, pero sin dejarse desanimar por la meteorología y llenos de ánimos y banderas de la isla.

puertorico

La jornada coincidió con un paro nacional, cuyo seguimiento fue desigual.
Residente (exintegrante de Calle 13) apuntó que lo ocurrido por la mañana fue "muy bonito" y advirtió de que las protestas continuarán hasta que renuncie el gobernador, quien ayer advirtió de que no lo hará, aunque si anunció que no se presentará a la reelección en 2020 y que dejaba la presidencia del Partido Nuevo Progresista (PNP).
Además, destacó la unidad del pueblo y el hecho de que no hay partidos políticos en las marchas.
Por su parte, Ricky Martin dijo que con la primera marcha de hoy el Pueblo habla, calificó los anuncios de Rosselló este domingo de "estúpidos" y le advirtió: "no queremos dictadores".
Olga Tañón, a su vez, cantó Preciosa, una canción nostálgica de amor dedicada a la isla y en la que se refleja también la crisis económica en Puerto Rico en la década de los 30.
Los manifestantes gritaban "Somos más y no tenemos miedo" y "Que llueva que llueva, que Ricky (Rosselló) va pa'fuera".
Esta macromanifestación siguió a la celebrada el pasado 17 de julio, en la que los artistas volvieron a ponerse al frente de la misma.

puertorico

Sin embargo la jornada terminó de manera violenta.
Cientos de personas de la primera marcha se trasladaron al Viejo San Juan y protestaron frente a La Fortaleza, sede del ejecutivo.
También y de manera pacífica expresaron sus quejas y lamentos contra el gobernador. Sin embargo, a medida que transcurría la tarde y al caer la noche, los ánimos se fueron caldeando y un grupo de manifestantes y la policía acabaron enfrentados.
Unos enfrentamientos que comenzaron cuando, tras varios avisos por parte de las fuerzas de seguridad de que no se lanzaran objetos en su contra, estas respondieron con gases lacrimógenos.
Ello provocó que, posteriormente, reinara la tensión y, en algunos momentos, el caos y el descontrol en calles aledañas.
Los comercios en la zona tenían los escaparates protegidos con tablones de madera y en las paredes de las vías adoquinadas había pintadas alusivas al escándalo. En esas calles había algunas hogueras improvisadas. Un vehículo también resultó quemado.
Hoy también destacaron las dificultades que pasó Rosselló para citar a personas que apoyan su decisión de no renunciar a su cargo durante una entrevista con la cadena estadounidense Fox News, en la que insistió en que quiere permanecer en el poder para "combatir la corrupción" en la isla.
Rosselló concedió su segunda entrevista desde que comenzaron las multitudinarias protestas que piden su dimisión al presentador Shepard Smith, quien le hizo un duro interrogatorio en la cadena de televisión favorita del presidente estadounidense, Donald Trump.