CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


'Totum revolutum'

Dos meses largos desde las generales, y cada día que pasa se enredan más las cosas, se cruzan cables, se hacen y deshacen operaciones y se lanzan globos sonda desde todos los despachos y en todas direcciones, en un totum revolutum de consecuencias imprevisibles, porque ya no se sabe a qué juega cada uno.

Cuando parecía que ya no había hueco para la sorpresa, el CIS publica un sondeo apabullante para el PSOE, que con la fórmula Tezanos podría tener mayoría absoluta si se celebraran elecciones próximamente. La fórmula consiste en publicar el voto directo o el cocinado según convenga, y lo que dice ahora el CIS es que sube el PP y baja Ciudadanos pero Ciudadanos es segunda fuerza. Que cada uno haga la interpretación que quiera. Curiosa la de Tezanos: acompaña el sondeo con una nota en la que explica que no es fiable por las circunstancias del momento en el que se realizaron las encuestas.

Pablo Iglesias, harto de oir que Sánchez dice que Podemos le suma votos pero le resta apoyos y por tanto un gobierno de coalición supone que no podría ser investido presidente, lanza desde La Vanguardia una propuesta ingeniosa: que Sánchez acuda a la primera votación presentando una propuesta de coalición PSOE-Podemos y, si no consigue los votos necesarios, Iglesias renuncia a ser ministro para que Sánchez pueda presentarse a la segunda votación sin el lastre podemita.

En este panorama que hace imposible predecir el futuro, la actitud de Ciudadanos y Vox semeja un parvulario. Ciudadanos no quiere rozarse con Vox, aunque bien que le gustan sus votos para hacerse con la alcaldía de Palencia, la vicepresidencia del gobierno andaluz o la vicealcaldía de Madrid, entre otros cargos con poder. Vox se enfada y decide entonces que no vota a los candidatos del PP en Murcia y Madrid si Ciudadanos no firma el acuerdo. Es como si exigiera a Pablo Casado que agarre del cuello a Albert Rivera y le obligue a encontrarse cara a cara con la gente de Vox. A quien se le cuente, no lo cree. Lo dicho, de patio de colegio, no me arrejunto con fulanito o ya no soy amigo de menganito. Impropio de partidos que aspiran a gobernar.

Bastante revuelta está la vida política, bastante discrepan ya los dirigentes políticos, bastante aguante tienen los votantes ante las líneas rojas, cordones sanitarios y promesas incumplidas, como para que encima un partido se niegue a reunirse con otro que sin embargo le ofrece sus votos para que gobierne. Y lo último: Rivera se niega a reunirse con Sánchez porque total sería para decirle lo mismo de siempre. Pues para eso le pagan. Para que se reúna con quien haga falta, aunque le canse, aunque le aburra, para contribuir a que en este país haya gobierno de una vez. Aunque sea el de Sánchez, que a fin de cuentas ha tenido muchos más votos que Ciudadanos.


Las más vistas

Opinión

Las gafas de Benito

Todos los políticos se esconden su as bajo la manga. No hay duda de que ya no se hace política. Solo se vive de la política