Pontvianne pide "consenso político" para crecer en empleo

Santiago González
-

El presidente regional de la Empresa Familiar interviene en el Congreso para pedir un «consenso» que ayude a las empresas a seguir generando riqueza y empleo

César Pontvianne (2i) y José Ignacio Goirigolzarri (Bankia), junto a Juan Manuel González Serna (d) y Fernando Linares (i), en la apertura del congreso. - Foto: Ical

«Basta ya de jugar con las cosas de comer. Pido, encarecidamente, que se empeñen en buscar lo que nos une, que es mucho, y dejar de lado los egos y enfrentamientos para dar soluciones a los problemas que preocupan a los empresarios y los ciudadanos». Éste es el claro y duro mensaje que lanzó el presidente de la Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) en la inauguración del sexto congreso regional.
Ante unos 250 empresarios de toda la Comunidad, César Pontvianne se mostró firme en la reivindicación a los partidos políticos de «sentido común» y un escenario de estabilidad con unas «normas de juego claras» para los próximos años. Tras muchos meses marcados por las citas electorales, el presidente de los empresarios familiares hizo un llamamiento a «un entendimiento rápido y efectivo», dejando atrás los debates estériles y poniendo el acento «en lo que nos une y no en crear problemas».
En la apertura de esta gran cita regional del sector empresarial, que se prolongará también durante la jornada de hoy, Pontvianne insistió en que «es hora de pasar de las palabras y las promesas a los hechos», aunque advirtió sobre la situación política nacional que «no podemos someternos al chantaje de nadie».
El salmantino no se escondió y defendió el compromiso de los empresarios con la creación de riqueza. «Queremos aportar ideas y trabajo, pero estaremos vigilantes con la administración. No seremos pasivos, no pasaremos por ser el pim pam pum de nadie», afirmó entre los aplausos de los directivos y propietarios de las principales empresas de la Comunidad.
La iglesia del monasterio de Valbuena de Duero (Valladolid) fue el escenario que acogió esta primera jornada del congreso. Allí, César Pontvianne alertó sobre la situación política, «que está poniendo en riesgo muchos puestos de trabajo», aunque también mostró el compromiso de los empresarios familiares con los nuevos dirigentes que tomen las riendas de la Comunidad, a quienes demandó «estabilidad, generar confianza y trabajo conjunto» para mejorar el futuro de sus ciudadanos.
«Nos duele Castilla y León, nos preocupa la despoblación y somos parte de la solución», afirmó el presidente de EFCL, quien concluyó su intervención dejando claro que «hemos nacido y crecido aquí y queremos seguir teniendo en nuestra tierra los centros donde se toman las decisiones de nuestras empresas». No quiso finalizar sin reclamar una vez más que «Castilla y León nos elija a nosotros porque el mundo es muy grande, pero nosotros hemos elegido a Castilla y León».
Bajo el lema ‘Transformación para el crecimiento’, el congreso abordará a lo largo de dos días aspectos de gran relevancia para la empresa familiar como la sucesión, a través de los presidentes de Grupo Alibérico, Clemente González, y su hija Inmaculada, y de Grupo Dibaq, Carlos Tejedor, y su sobrino, José Luis.
La jornada de hoy contará con el presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y de Gestamp, Francisco Riberas, y el presidente de honor del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane.



Las más vistas