Una España cada vez más seca

SPC
-

La falta de agua, con los embalses al 48 por ciento de su capacidad, provoca restricciones de suministro en gran parte del país, con muchas localidades abastecidas por camiones cisterna

Una España cada vez más seca - Foto: Salas

La sequía, un fenómeno del que apenas se está hablando este verano pero que afecta a toda España, está provocando cortes y restricciones en el suministro de agua en muchas localidades, que tienen que ser abastecidas con camiones cisternas, e importantes pérdidas para la agricultura y la ganadería, cuando los embalses se encuentran por debajo de la media de su capacidad, en el 48,2 por ciento.
Son numerosos los municipios que han hecho un llamamiento a sus habitantes y visitantes para hacer un uso «responsable» del agua ante la escasez de precipitaciones, y que restrinjan el riego de jardines y de manguera de calles y patios.
Algunos pantanos, como los que abastecen a Ávila, están muy por debajo de la media nacional, en torno al 36 por ciento de su capacidad, la mitad que el año pasado. Esta situación llevó en julio al Ayuntamiento a declarar la «emergencia» en la ciudad por la situación de «sequía extrema». 
También en Castilla y León, en Lastrilla, una pedanía del Ayuntamiento palentino de Pomar de Valdivia, con 10 habitantes censados, el agua llega por medio de cisternas;en los municipios segovianos de San Idelfonso y El Espinar, donde en verano se duplica la población, las autoridades han adoptado medidas para restringir el uso de agua, mientras que en La Granja se ha reducido el funcionamiento de las fuentes del Palacio Real;y en Zamora, siete municipios están recibiendo agua potable mediante camiones cisterna.
La situación no es mejor en Castilla-La Mancha, donde los pantanos de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del río Tajo, se encuentran al 20,69% de su capacidad total. La escasez la están viviendo los vecinos de Chillarón del Rey, pueblo que a pesar de estar al lado de los embalses de cabecera del Tajo, están siendo abastecidos por cisternas.
También en La Rioja, varios municipios con necesidades de abastecimiento han recibido entre enero y julio el suministro de agua transportada por camiones, que han distribuido ya un total de 347.000 litros de manera gratuita.
Mientras tanto, en Andalucía, a pesar de ser una de las regiones con el menor registro de precipitaciones y unas reservas de agua embalsada bajas, no se ha declarado situación oficial de sequía. Tampoco Cataluña está en situación de sequía, ya que sus embalses se encuentran en el 66,8%; eso sí, lejos del 84,9% del año pasado.


Cuantiosas pérdidas

La agricultura y la ganadería son los sectores más afectados por la falta de precipitaciones. Según datos de Asaja Extremadura, las pérdidas en la ganadería se cifran en más de 195 millones en los últimos cinco meses. Y en la agricultura, la sequía está afectando a cultivos como el olivar, con la reducción de un 40%, cifra similar en los viñedos y un 30 % en la producción de higos.
Ante esta situación, Greenpeace alerta de que España padece una sequía estructural y a pesar de que no ha había una declaración oficial, se podría hablar del inicio de otro período de escasez similar al de 2017.