Carrión: «El club se adapta totalmente a mi forma de ser»

S.Recio
-

A menos de un mes del comienzo oficial de la temporada, Luis Carrión se muestra confiado con el equipo y con poder volver a enganchar a la afición rojilla

Carrión: «El club se adapta totalmente a mi forma de ser»

Luis Carrión ya dirige desde hace dos semanal al Numancia. El técnico ha dado un cambio drástico a la dinámica de entrenamientos de los rojillos y tanto en el anexo como en la Ciudad Deportiva, ya puede ver parte del trabajo que pretende plasmar esta temporada. Desde El Día de Soria conocemos ahora sus primeras sensaciones y sus objetivos con el Numancia.
¿Cómo están siendo estos primeros días como técnico?
Me encuentro muy feliz por la predisposición de la gente, del trabajo de los jugadores y del trato del club. Por el momento todo va bien.
El Numancia le llama al acabar el playoff con el Melilla.
Al día siguiente me avisan para concertar una reunión. Fue sencillo porque al día siguiente ya estaba convencido para cerrar el acuerdo.
¿Su objetivo era dar el salto a Segunda División?
Tenía la ilusión y la esperanza de entrenar en esta categoría.Es verdad que peleamos con el Melilla por lograrlo pero cuando no pudo ser, surgió esta opción. Ni me lo pensé porque considero que el Numancia es un club perfecto para trabajar.
Y además un histórico.
Un equipo que acumula muchos años en el fútbol profesional con varios ascensos a Primera. Es un club en el que a pesar del cambio económico del fútbol hace las cosas bien. Un club serio, muy familiar y que se adapta perfectamente a mi forma de ser.
¿Cuáles fueron tus condiciones para llegar a Soria?
Creo que es el sitio en el que menos he tenido que hablar de este tipo de cosas porque el club ya lo tiene. El Numancia deja trabajar, todos somos una piña y eso es algo que yo intento fomentar en los equipos en los que estoy. Para mí es una suerte porque el club parece hecho para mí.
¿Cómo se define como entrenador y cómo le gusta que sea el trabajo diario?
Me gusta que mis equipos sean intensos. Me gusta trabajar y que la gente que viene a ver al equipo salga contenta porque nos dejamos todo en el campo. Me parece vital que la gente se muestre identificada con nosotros.
¿Esa ha podido ser la clave del éxito del Melilla?
La clave ha sido que los jugadores confiaban plenamente en lo que se les pedía.Encontré un grupo entregado y fuimos un equipo competitivo.
La Segunda División es un salto de nivel.
Cada vez bajan más equipos de Primera y hay más competencia a la hora de fichar jugadores. Aun así esta categoría es muy igualada y los presupuestos no son tan decisivos. Aquí cualquiera puede ganar a cualquiera.
¿Cómo se tiene que adaptar al cambio de categoría?
Ya he estado en Córdoba y la conozco. Es más difícil hacer daño al rival pero a su vez tienes jugadores más preparados y eso facilita el día a día.
¿Cómo se debe valorar conseguir la permanencia?
Parece más complicado pero el año pasado se necesitaron menos puntos. Yo creo que hay que ser ambiciosos y pelear partido a partido. Sobre todo es importante que cuando lleguen esos momentos malos, seamos fuertes y tengamos la ayuda de la afición.
¿Entiende la reacción de la afición el año pasado?
Es normal. Cuando ganas todo el mundo está más contento que cuando las cosas van mal. Pero a veces tiene que ver más con la actitud que transmiten los jugadores dentro del campo. Si la gente ve que el equipo se deja el alma se va a sentir más identificada con nosotros.
¿Hay un estilo definido fijo o se debe variar?
En cualquier club hay que sacar el máximo rendimiento de los jugadores. Yo creo que hay que intentar ser protagonistas, valientes a la hora de presionar, pero hay que reconocer los momentos de cada partido y adaptarse.
Se ha podido ver que trabaja mucho las transiciones.
No vale solo con atraer al rival y generar espacios. No vale solo con jugadores que ahora solo quieren recibir. Si yo tengo a un extremo más rápido que un lateral no tengo nada más que pensar.
¿Qué sería para usted una buena temporada?
El objetivo que me marco es disfrutar con el equipo e intentar que la gente esté implicada al máximo. A partir de ahí intentar estar lo más arriba posible y que todos nos sintamos orgullosos con el rendimiento del equipo.
¿Qué mensaje lanza a la afición del Numancia?
Tenemos que hacer lo posible por que se sientan orgullosos. Ellos pueden opinar lo que quieran por eso tenemos que transmitir valentía.