scorecardresearch
Jesús de Lózar

Jesús de Lózar


Pescateros

15/01/2022

Las manos frías. Decía que tenía las manos frías desde que había vendido pescado en la tienda que después de la guerra puso con su tía en los soportales de la plaza.  Contaba que una vez nadie les compraba el pescado que tenían: sardinas, bocartes,  platusas, merluza, el pescado que fuera, lo subieron de precio y  lo vendieron todo.  
En esa época pasaban vendedores ambulantes, como todavía se hace en algunos pueblos. A uno de ellos se le estropeó la furgoneta y dieron aviso al del taller, que era tío nuestro, para que se lo arreglara. El tío no le cobró nada y el pescadero le regaló ¡una langosta!, que fue a recoger mi madre. Siempre decía que había comido dos veces langosta, en esa ocasión y en la boda de su cuñada. Era la clienta más madrugadora. Le gustaba escoger lo mejor y para eso había que levantarse pronto. Cenaban de diario sopa y pescado. Se rechupeteaba las cabezas de los gallos y la merluza que daba gusto verla.
En mi pueblo sigue habiendo dos pescaderías, distintas, pero se mantienen las dos.  Quizás porque aunque ha disminuido la población sigue habiendo mucha hostelería que es la que da trabajo al sector. 
El frío de la noche. Levantarse a las tres de la mañana martes, miércoles y viernes para ir al Mercado Central de Zaragoza o de Madrid. Madrugador también, para escoger el mejor producto del día. Eso es lo que hace el Isi, lo que le diferencia del resto de pescateros de la provincia. Sirve a los restaurantes de la zona y atiende con su cuñada la pescadería de su pueblo, la única que queda de las tres que había. 
Clima frío y seco. La razón por la que en 1963 unos navarros montaron Dimar en Ágreda, el pueblo de Isidro Alonso Pelarda: el apropiado para el secado del bacalao, construyendo en 1994 una nueva fábrica que ampliaron tres años después. Desde  2017 su razón social es Art-Morhua. Bacalao, en latín, morua. Además del salado, desalado y congelado, venden skrei, el famoso bacalao nómada de las islas Lofoten, y salmón del río Copper de Alasca. Y desde hace treinta años, al rebufo de Dimar Arte Morhua la familia Modrego Lacal organiza en el Hostal Doña Juana las Jornadas del Bacalao con el lema el bacalao anima que alimenta.
Agua fría. Temperatura de 12 grados, motivo del establecimiento en 1987 de Alevines de Moncayo, actualmente Eurotrucha, propiedad de la Sté. Coop. Agricole des Aquaculteurs Landais, para criar trucha aro iris en Vozmediano, cerca del nacedero del Queiles. Producción que sirve de base para otras instalaciones del grupo, como la de Fuentidueña en Segovia. Hoy es la única piscifactoría de Soria, cerrada la que regentaba la familia Moreno en La Fuentona, reconvertida en restaurante, y de no encontrar relevo a punto de ser clausurada la de peces de colores que desde hace más de treinta años viene explotando el japonés Kazuya Ishizuka en Medinaceli. En Ólvega tenemos una empresa líder nacional en logística, especializada en transporte de mercancías a temperatura controlada lo que garantiza la trazabilidad en toda la cadena de frío: Molinero, con trailers frigoríficos y vehículos de todo tipo.
El frío, las bajas temperaturas del aire y del agua, el clima seco, los largos inviernos,  que a menudo nos señalan como una tierra inhóspita pueden ser una ventaja competitiva capaz de albergar Centros de Procesos de Datos y, como en otras zonas del interior, industrias de elaboración de productos del mar y la acuicultura.