Un estreno literario de lujo

Ana Pilar Latorre
-
Un estreno de lujo - Foto: [Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugenio Gutiérrez];

La escritora soriana María Díez García fue una de las diez finalistas de la última edición de los Premios Planeta con su primera novela, titulada 'Los perdedores'. Ahora centra la atención en Twitter con el hilo 'El fantasma de la Dehesa'

La soriana María Díez García, afincada en Barcelona desde hace años pero que viaja a su tierra de origen frecuentemente a visitar a su familia, ha sido una de los diez finalistas de la última edición de los Premios Planeta con la novela de intriga Los perdedores, que quedó en quinto lugar y se incluyó en la votación inicial y en la final. Está satisfecha, porque con su primera obra ha logrado optar a uno de los premios literarios más prestigiosos del país. «Trata sobre los años de la crisis económica y tiene dos personajes protagonistas paralelos: una chica que trabaja como detective y un asesino a sueldo que lleva una doble vida. Ambos coinciden, pero sin conocerse», explica la autora asegurando que «son los que mueren sin estar enfermos». Igualmente, añade que se repasan los sucesos que se han vivido, la realidad política  y social en la que todavía estamos inmersos...».
Desde Planeta no se publican todos los finalistas, por lo que María Díez García está estudiando ahora la posibilidad de ponerse en contacto con editoriales para poder sacar Los perdedores a la luz u optar por autopublicarse, aunque reconoce que no está «muy puesta» en este aspecto. 
redes sociales. En la cena de los finalistas de los premios Planeta, «un acto muy emocionante», la autora soriana observó que todos tenían muchos conocimientos y experiencia en redes sociales, así como seguidores de sus trayectorias por esas vías. Por ello, en diciembre se animó a crear un hilo de Twitter titulado El fantasma de la Dehesa y ambientado en el parque soriano. 
Y lo presentaba así: «Con todos ustedes, el fantasma de la Dehesa. No me conocen aunque yo los veo.Envuelto en una capa negra camino por la nieve blanca. Silencio, silencio, silencio...». «La Dehesa no tiene llave... Cuando me quedo solo (¡Qué paz!) me retiro a la Rosaleda, entre flores ornamentales estiro la capa y duermo», relata la autora. «Suenan gritos lejanos y risas. Me acerco. Una pareja de enamorados se sienta en un banco frente al Árbol de la Música. Se van a morir de frío», escribe en otro tweet. Otro dice así: «Durante la noche el rocío cae como lágrimas. Y los fantasmas fantasiosos nos entretenemos jugando con sus gotas».
Pero la autora tiene previsto que «el fantasma que vive en la Dehesa y duerme en la Rosaleda, se desplace después a otros enclaves de la capital, como San Saturio, el Collado, la plaza Mayor...». «Disfruto mucho con ello y suelo escribir cada tres o cuatro días, aunque por ahora llevo poco tiempo y no tengo muchos seguidores...Seguiré con él hasta que el fantasma se canse», comenta la escritora. 
alumna del machado. María Díez García nació en Soria y estudió en el colegio de la Presentación y en el Instituto Machado lo que, sin duda alguna, «por su ambiente culto, me dejó una gran huella». Tiene una estrecha relación con la localidad de Tordesalas, del Campo de Gómara, ya que sus abuelos siempre vivieron allí. «Mi madre, Bienvenida García Rubio, nació allí y las vacaciones del colegio y del instituto solíamos pasarlas en el pueblo, del que guardo cariñosos recuerdos. A veces, aún me dejo caer por allí...», detalla la escritora. Cuando se casó se trasladó a Barcelona, donde ha trabajado muchos años como enfermera en el hospital de Belvitge, y vive en Calella, cerca del mar.
Siempre ha sido muy aficionado a la lectura y a la escritura, pero al jubilarse pudo dedicar más tiempo a ello. En poco tiempo surgió su primera novela y ahora está preparando otra al tiempo que se introduce en las redes sociales para dar a conocer a más público su obra.