Solo el 1,5% de los dependientes está en lista de espera

SPC
-

Castilla y León tramita los expedientes en un tiempo medio de 199 días frente a los 426 de la media nacional, según el informe de Directoras y Gerentes

Una mujer ayuda a un hombre en silla de ruedas a cruzar la calle. - Foto: Pablo Lorente

El tiempo medio de tramitación de un expediente de Dependencia se sitúa en Castilla y León en 199 días frente a una media nacional de 426 días, según el borrador de la nueva estadística del Imserso difundido ayer por la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. Los gerentes de Servicios Sociales destacan en su análisis que por normativa, el plazo máximo para resolver un expediente se sitúa en seis meses (180 días), y solo hay cuatro territorios por debajo o cercanos a ese margen en sus promedios: las ciudades de Ceuta (70 días) y Melilla (170); el País Vasco (137); Navarra (155) y Castilla y León (199). En el otro extremo estarían Canarias (785 días); Extremadura (675); Andalucía (621) y Cataluña (576).
El estudio, recogido por Ical, explica que en Castilla y León había, a fecha 30 de noviembre de 2019, 11.167 personas pendientes de valoración de grado I; y con 1.592 de grado II a la espera de la resolución de su Plan Individual de Atención (PIA). Así, la Comunidad contabilizaba 12.759 dependientes a la espera de algún trámite, de un total nacional de 422.959 (157.148 de grado I y 265.811 de grado II).
El informe incide en que Castilla y León sigue siendo la autonomía con un menor porcentaje de desatendidos sobre personas con derecho, con un 1,5 por ciento, frente a una media para el conjunto de las autonomías del 19,3 por ciento. La Comunidad con un mejor porcentaje después de Castilla y León fue Navarra, ya con un 6,1 por ciento; y la de peor datos, Cataluña, con un 31,5 por ciento.
La organización resalta que estos datos explican que, a pesar del incremento paulatino del número de atendidos de los últimos dos años, el ritmo es «claramente insuficiente» en España para absorber la demanda de valoraciones y atenciones. Desde el 1 de enero hasta noviembre de 2019, el número de personas en espera de valoración de grado de dependencia y atención mediante servicios o prestaciones crecieron desde las 378.605 hasta las 423.000, más de la mitad de las cuáles son andaluzas (123.000) o catalanas (103.000). «Por primera vez desde 2016, el número de personas con derecho reconocido en espera de atención ha aumentado», destacan.