Las protestas dejan al menos cinco muertos en Ecuador

Agencias
-

Los indígenas retinen durante horas a policías y periodistas en Quito para pedir el fin de la desmedida represión ejecutada por las fuerzas públicas en las manifestaciones y denuncian las incógnitas que rodean el fallecimiento de algunos civiles

Las protestas dejan al menos cinco muertos en Ecuador - Foto: HENRY ROMERO

El departamento del Defensor del Pueblo de Ecuador ha informado de que, desde el inicio de las protestas en el país hace una semana, cinco personas han muerto, 554 han resultado heridas y 929 han sido detenidas.
En un comunicado, la institución detalla que la primera víctima mortal fue Raúl Chilpe, que, según la investigación llevada a cabo por la ONG Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh), falleció el domingo al ser atropellado cuando participaba en una protesta en la vía Molleturo-Cuenca, en la provincia de Azuay. El texto detalla que el conductor del vehículo aparentemente "intentó arrollar a varios manifestantes".
El lunes pasado falleció un joven de 26 años, llamado Marco Humberto Oto, y cuyas circunstancias de la muerte están siendo investigadas por la Policía. No obstante, la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Cedhu) responsabilizó de su muerte a las fuerzas de seguridad porque, aparentemente, cayó desde lo alto de un puente peatonal en el barrio de San Roque, en el sur de Quito, cuando intentaba huir de una unidad motorizada que le había acorralado.
Las protestas dejan al menos cinco muertos en EcuadorLas protestas dejan al menos cinco muertos en Ecuador - Foto: SANTIAGO ARCOSJunto a él también murió en las mismas circunstancias José Daniel Chaluiza y aún se investigan las razones por las que estaban en el mismo puente. Ambos murieron en el Hospital Carlos Andrade Marín, centro al que fueron trasladados tras la caída. El primero falleció el martes y el segundo el miércoles, según indica la ONG.
Durante la jornada de ayer también perdió la vida José Rodrigo Chaluiza, un manifestante del que tampoco se conocen las causas de la muerte.
En el mismo contexto también murió en las protestas que tuvieron lugar en Quito Inocencio Tucumbi, dirigente indígena procedente de la provincia del Cotopaxi.
Las protestas dejan al menos cinco muertos en EcuadorLas protestas dejan al menos cinco muertos en Ecuador - Foto: IVAN ALVARADOEn este sentido, la Inredh atribuye la causa de su muerte a "la desmedida represión ejecutada por la fuerza pública".
En relación a las 554 personas que han tenido que recibir asistencia médica durante los últimos días, el departamento del Defensor del Pueblo no precisó cuántos han sido civiles y cuántos pertenecen a las fuerzas del orden del país andino.

 

Un secuestro para exigir el fin de la represión

Algunos líderes indígenas retuvieron a 10 policías en la Casa de la Cutural y varios periodistas en Quito para exigir el fin de la represión policial de las protestas. Además, los líderes indígenas presentes han asegurado que hay 40 militares retenidos en Saquisili.
El movimiento indígena ecuatoriano liberó a los agentes tras el funeral del dirigente Inocencio Tucumbi y en el que cuatro de ellos debieron cargar el féretro hasta la tarima principal del Agora, donde se celebró una misa.
Las protestas dejan al menos cinco muertos en EcuadorLas protestas dejan al menos cinco muertos en Ecuador - Foto: HENRY ROMERODespués del funeral, los 10 agentes fueron custodiados por la Guardia Indígena desde el Ágora hasta el parque Alameda, cercano al Casco Histórico de Quito, en una marcha rodeados por cientos de personas.
En el parque fueron entregados a representantes del Sistema de Naciones Unidas en Ecuador y de la Defensoría del Pueblo. "Agradecemos a Conaie la entrega pacífica de los policías. Consideramos esto como un gesto de buena voluntad que contribuye a crear condiciones de mayor confianza para prevenir la violencia y buscar salidas concertadas a esta situación", decía un mensaje por redes difundido por la delegación de la ONU en Ecuador.
Ocho de los agentes habían sido capturados a primera hora de la mañana, y otros dos durante el prolongado mitin que los indígenas celebraron a lo largo de todo el día en el Ágora, y que fueron descritos como "infiltrados" en el acto. La captura de los agentes y su retención durante más de 10 horas ha sido el epicentro de las protestas este jueves en Quito.
Los indígenas, indignados por la muerte de uno de sus representantes y por lo que califican de "represión" de las fuerzas del orden desde que comenzó la ola de protestas hace una semana, los mantuvieron en el interior del Ágora como escudos frente a cualquier acción policial.
Durante el mitin, los subieron al escenario, les quitaron las botas y los calcetines para que no pudieran huir con facilidad, y les obligaron a usar sus radios para negociar con los policías en el exterior. También retuvieron a una treintena de periodistas de medios locales e internacionales, a algunos de los cuales hicieron hablar en el escenario y admitir que estaban allí por su propia voluntad.