Igea anuncia una reforma exprés para eliminar aforamientos

SPC
-
Francisco Igea, portavoz parlamentario de Ciudadanos. - Foto: Wellington Dos Santos Pereira (Ical)

El futuro vicepresidente de la Junta presentará la propuesta al Partido Socialista la próxima semana y está abierto a incorporar otros aspectos de consenso

Francisco Igea será uno de los hombres fuertes del próximo Gobierno autonómico, ya que en los próximos días se convertirá en vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia y Gobierno Abierto. El aún portavoz parlamentario de Ciudadanos anuncia que la próxima semana llamará al PSOE para ofrecerles una propuesta de reforma exprés del Estatuto de Autonomía para la eliminación urgente de los aforamientos para los parlamentarios y miembros de la Junta, lo mismo que ya reclamaron los socialistas durante la pasada legislatura. «Vamos a mantener la mano tendida siempre», insiste Igea, quien señala que esta apuesta por el diálogo implica especialmente al PSOE, que cuenta con el grupo mayoritario en la Cámara.
El dirigente naranja explica que esta propuesta no es el final, por lo que «luego abriremos la reforma hasta donde veamos que es posible, y hablaremos con el Partido Socialista y con el Partido Popular». Igea reconoce un compromiso programático con sus militantes y con el PP, que coincide con lo dicho con el Partido Socialista. «Si la posición del PSOE vuelve a ser ‘dame todo lo que yo quiero o no te doy nada’, semejante grado de infantilismo los ciudadanos se lo harán pagar», afirma.
En una entrevista concedida a la Agencia Ical, el portavoz de Ciudadanos habla de sus primeras iniciativas. «Vamos a empezar con la parte de regeneración a la mayor velocidad posible, porque es legislativo, y con normas que ya tenemos prácticamente desarrolladas, como la ley de garantías al final de la vida que se propuso en el Congreso, que está redactada». Igea destaca que en primer lugar se llevará a cabo todo lo relativo a los derechos «que sea fácil de resolver con una norma». Posteriormente, acometerán temas estructurales y de evaluación porque considera que llevarán más tiempo.
Asimismo, el futuro vicepresidente de la Junta añade que se pondrá en marcha un mecanismo de coordinación en la Junta y de control parlamentario para consensuar los asuntos antes de que lleguen al Consejo de Gobierno o a las Cortes.
Este novedoso mecanismo es «una comisión paritaria con portavoces parlamentarios del partido, de modo que las cosas que vayan a la comisión de secretarios no van a pasar si no hay acuerdo. Va a ocurrir lo mismo con los asuntos parlamentarios y de gobierno, de otra manera», dice Francisco Igea.
Transparencia.

El portavoz naranja hace referencia también a las competencias que asumirá la Consejería de Transparencia y Gobierno Abierto. «Su principal misión, entre otras, es la lucha contra la corrupción; la agilización de los procesos y la mejora de la administración para el ciudadano. Lo que queremos es que cada señor que meta un papel en la administración pidiendo una subvención o una ayuda sepa dónde está en cada momento. Eso es transversal para todo el Gobierno y nos va a permitir que la gente sepa que se le trata con igualdad, y conocer dónde están los cuellos de botella, para saber dónde actuar. Es el planteamiento de una administración más ágil e independiente», indica.
En este sentido, reconoce el reto de ‘adelgazar’ o eliminar la administración paralela. Aunque reconoce que no todas las sociedades funcionan mal, su intención es «restringirlo al máximo y que se quede solo lo que es eficaz».
«Lo que tenemos que hacer es evaluar qué parte de estas cosas funcionan como servicio público eficaz, y qué parte sirven para, eludiendo el derecho administrativo, contratar y privilegiar. Hay cosas que se pueden quitar, como la Fundación Villalar, que puede ser asumida por la Consejería de Cultura. Hay cosas que pueden tener más dificultad, como contratar una orquesta, y hay que analizarlo. Pero algunas como Somacyl tienen bastante pinta de que van a cambiar», declara.
Igea hace referencia también a la reversión del Hospital de Burgos, una de las medidas incluidas en el acuerdo programático con el PP, y asegura que la clave estará en «si la concesionaria es capaz o no de manera eficiente de proporcionar los servicios que tiene que prestar con el contrato que tiene. Si no lo es, estamos dispuestos a estudiar una salida».

Diálogo social.

En relación a las dudas sembradas por Ciudadanos sobre el futuro del Diálogo Social, Igea afirma que su objetivo no es acabar con él, aunque también reconoce que «esperamos que mejore y sea más participativo y más abierto, pero sobre todo esperamos que sirva para el crecimiento. La paz social es necesaria, el diálogo es necesario, pero no es el objetivo». El portavoz naranja considera que es una «herramienta», por lo que «vamos a escuchar a los autónomos, y si la ley lo permite bien, si no, habrá que cambiarla».
Finalmente, Francisco Igea defiende su ‘matrimonio de conveniencia’ con el Partido Popular a pesar de llevar 32 años al frente del Gobierno autonómico y recuerda que el cambio era y es el cambio de políticas, a lo que se va a dedicar estos cuatro años. «Con que pudiéramos ofrecer cuatro, cinco, seis o siete cosas de mejora reales para la vida de los ciudadanos; una administración más transparente; si conseguimos que los ancianos aquí no mueran atados a una silla, me iría a casa muy contento», destaca.
Termina diciendo que se ha sentido libre, porque «libre es quien toma decisiones y las asume».