María Pérez: "Somos humanos, no máquinas"

Israel Molina (EFE)
-
María Pérez: "Somos humanos, no máquinas" - Foto: FELIPE TRUEBA

La granadina campeona de Europa y de España de 20 km marcha tiene puesta la mirada en Doha pero su objetivo prioritario es estar en Tokio 2020

La granadina María Pérez, campeona de Europa y de España de 20 km marcha, enfoca ya su temporada al Mundial de Doha 2019, que le preocupa por las duras condiciones que habrán de afrontar, especialmente, los marchadores: "Somos humanos, no máquinas", declara.

Pérez se ha proclamado campeona de España este pasado domingo en el Nacional de Oropesa del Mar y eso que "llegaba sin haber hecho entrenamientos de calidad" puesto que “el objetivo era encontrar buenas sensaciones".

Sobre esa capacidad de sacar lo mejor de sí misma en las competiciones, apunta: "Creo que tengo esa virtud, pero es algo que también entreno. Y es verdad que me gusta más competir que entrenar. Es un plus, pero, por otro lado, es complicado porque puede llegar un día que no lo encuentres".

 

Doha, objetivo del año

El 11 de agosto de 2018 estará siempre presente en su memoria. "El mejor día de mi vida deportiva y personal fue cuando gané el oro en Berlín", explica sin titubear. "Sé que ahora está saliendo todo bien, pero somos seres humanos y alguna vez las cosas no saldrán tan bien y habrá que estar preparados para ese momento".

Gracias a su gran 2018, hace unos días fue galardonada con el premio a mejor atleta española sub-23 y mejor atleta sénior, dos premios que le dio la Real Federación Española de Atletismo y que no pudo recoger al estar en Oropesa preparando su asalto al Nacional. "Los premios son un plus de energía para seguir trabajando. Los recogió mi entrenador, que es la persona ideal, porque para eso es el artífice", explica orgullosa.

Pero ahora no piensa en ninguna ciudad de España ni de Europa, sino en Doha y Tokio.

Su gran reto de 2019 son los Mundiales de Catar en octubre, cita para la que ya tiene la clasificación y que vienen marcados por el retraso en el calendario por las complicadas condiciones de humedad y calor que se encontrarán allí todos los atletas, especialmente los que compitan en las pruebas en ruta fuera del estadio.

"Es algo que debe preocuparnos a todos. Van a ser condiciones muy duras, pero yo creo que puedo rendir bien. Tengo muchas ganas de ver cómo responde mi cuerpo en esas condiciones. Pero sí, hay que tenerles mucho respeto porque somos personas, no máquinas y nos puede pasar cualquier cosa".

Pérez tendrá que cambiar las rutinas de entrenamiento, porque mientras antes podían descansar en verano, "ahora habrá que estar en altura entrenando. Se van a modificar muchas cosas, porque además, será octubre y en julio, ya los Juegos. Así que nada, descansar menos que otras veces, pocas vacaciones pero con el objetivo claro de estar en Tokio, con 24 años y disfrutando de mis primeros Juegos".

 

La nueva generación

Al igual que otras como la combinera María Vicente o la cuatrocentista Salma Celeste Paralluelo, María Pérez forma parte de una nueva generación de atletas que están dando un aire fresco y nuevo al atletismo español.

"Es muy importante que aparezcan chicos y chicas nuevos. Venimos de una época con atletas como María Vasco, Isabel Macías, Ruth Beitia que siempre han sacado muy buenos resultados y ha costado dar ese cambio generacional", dice.

"Es ley de vida, la gente se retira y ha costado encontrar ese cambio que ha ido saliendo en los últimos meses. Ahora hay una generación muy bueno y eso es muy importante. Y no solo pensando en el futuro, también en el presente", concluye finalmente.