La obra del Carmen obliga a trasladar el mercadillo

Nuria Zaragoza
-

Será el de los jueves pero solo el textil. Aún no hay plazos marcados, por lo que «hay margen para reubicar» los puestos que se verán afectados. La alimentación se mantendrá en el entorno del Mercado Municipal

La obra del Carmen obliga a trasladar el mercadillo - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

En España se celebran unos 3.500 mercadillos cada semana que dan empleo a cerca de 40.000 autónomos. La capital soriana acoge uno de ellos, que emplea de forma directa a más de un centenar de personas, a lo que hay que sumar también el efecto indirecto. Todas las semanas, el mismo día, se celebra el tradicional mercadillo de los jueves (salvo si es festivo, que se traslada al miércoles). 
En torno a un centenar de puestos se reparten por la plaza de Bernardo Robles, la calle Doctrina, la calle Aguirre y la plaza Ramón Ayllón (plaza del Carmen). De estos, 26 son de alimentación y 74 de textil. 
La llegada de las grandes superficies, la irrupción de las plataformas de venta on line, la implantación de nuevas tasas e impuestos municipales (en Soria se renovó la ordenanza en 2017), la penetración de los mercados chinos que compiten en producto y precio, y la escasa renovación del sector han golpeado con fuerza a los mercadillos de venta ambulante en España, que viven un momento de inflexión. En algunos, sus ventas se han lastrado, lo que ha obligado a reducir puestos e, incluso, desaparecer. En otros casos, sin embargo, los mercadillos más tradicionales, los más arraigados, siguen siendo un reclamo, ya no solo como acto comercial, también como evento social. 
En Soria es complicado saber el efecto que han tenido todos estos fenómenos comerciales y sociales en el mercadillo de los jueves «ya que hemos tenido unos años muy irregulares, con diversos cambios de ubicación», reconoce la concejala Turismo y Comercio, Ana Calvo. Aún así, hay algunos datos que dejan ver que, en términos generales, «el mercadillo de los jueves está vivo», «sigue siendo un punto comercial e incluso turístico de relevancia, especialmente en los meses de verano», «da trabajo y da vida a la sociedad soriana», y goza de cierta «estabilidad» y «continuidad». No en vano, actualmente solo hay dos puestos libres en alimentación y cinco en textil que, además, no se prevén ocupar ya que el Ayuntamiento contempla obras en la plaza del Carmen que exigirán un nuevo traslado, al menos de la parte de textil, según avanza la edil responsable de Comercio.
situación actual. Es preciso diferenciar entre el  mercadillo de la alimentación, «que siempre está lleno y se mantiene más o menos estable», y el de textil, donde «hay más variaciones por motivos diversos», si bien «todos los años tenemos solicitudes de gente que quiere entrar y que llaman para informarse». 
Sobre la situación de la parte de alimentación, Calvo especifica:«Se acaba de hacer una modificación de los puestos en la zona más posterior, la que hay en las inmediaciones del hotel. Hasta ahora había obras y esa zona estaba sin ocupar. Una vez concluidas, se han redistribuido espacios. En alimentación más o menos  se mantiene estable la situación tras el cambio de la plaza de las Concepciones y no esperamos que haya nuevas modificaciones. Hay dos puestos libres pero  en principio no los queremos adjudicar porque ha habido alguna queja de acceso a locales y, de momento, queremos dejarlo así», especifica sobre los puestos que se distribuyen en las inmediaciones del nuevo Mercado. 
En cuanto a la parte textil, tras el cambio en la ordenanza fiscal que se puso en marcha el pasado año, en estos momentos, y «con el inicio del año, se está en periodo de renovación de solicitudes y tramitación de la documentación pertinente». «Este 2019 se han dado tres puestos de baja y otros tres han solicitado un cambio de titularidad (de padres a hijos, entre cónyuges y otro especial de abuelo a nieto), y ahora estamos en periodo de tramitación», especifica la responsable de comercio, quien insiste en que, hasta que no se resuelva todo este proceso, es complicado valorar la situación final en que quedará el mercadillo textil. No obstante, si toda la documentación está en regla y estos procesos se resuelven de forma satisfactoria, de los 74 puestos disponibles en la zona quedarán cinco libres. A mayores «dos han pedido ampliación de espacio», añade.
Aunque «hay solicitudes» de comerciantes ambulantes para el mercadillo textil, el Ayuntamiento descarta de momento ocupar estos espacios libres «dado que nos vamos a tener que volver a trasladar otra vez temporalmente, con motivo de las obras del Carmen», avanza Calvo. «Siempre es más fácil recolocar 74 puestos que 86, por eso no se va a  hacer ningún movimiento de momento y no vamos a ofertar los puestos libres. Ahora mismo, con esta previsión, es mejor esperar», justifica. 
¿dónde se trasladará?. El nuevo traslado afectará únicamente a la parte de textil. «Alimentación, en principio, no se va a mover», recalca. Además, insiste, de momento «no hay ninguna previsión de plazos» para las obras de peatonalización del entorno del Carmen, por lo que desde la Concejalía de Comercio no se ha dado ningún paso al respecto. «En este periodo de tiempo lo que se ha hecho es avanzar en cuanto a regularizar la situación a nivel de ordenanza y de gestión de cobros. En esa situación hemos avanzado mucho, pero estamos en una situación provisional porque no nos hemos reubicado del todo», reitera la concejal. 
«De momento no se ha decidido donde se trasladará el mercado textil», asegura Calvo.«Una de las opciones puede ser volver a la zona de la plaza de las Concepciones pero, de momento, no hay nada decidido y eso es aventurar demasiado, ya que por ahora no hay ninguna previsión», insiste. «Se buscará la reubicación de acuerdo a lo que tenemos y habrá que adaptar espacios y demás, ya que es una medida provisional», sentencia. 
Desde el Consistorio confirman que en estos momentos los técnicos  están elaborando el proyecto, que luego habría que licitar y adjudicar, de modo que «no se puede hablar ni de presupuesto ni de plazos». Se prevé actuar en todo el entorno del palacio de los Condes de Gómara y la plaza del Carmen, «en consonancia» con  las intervenciones que ya se han llevado en otras zonas de la ciudad, como los contenedores soterrados de Calixto Pereda. Por lo tanto, «queda margen para reubicar la parte del mercadillo que se pudiera ver afectada por la actuación», insisten. 
La intención es que la intervención en el Carmen y el palacio pueda incluirse en la parte cofinanciada por la Junta, como se ha hecho con otras actuaciones como la calle Ferial dentro del convenio que mantiene Fomento y el Ayuntamiento de Soria (convenio de 2,6 millones).