La larga historia de la Autovía del Duero

Elena Llorente
-

Han pasado tres décadas desde que se comenzará a hablar de la Autovía del Duero como una infraestructura prioritaria para la comunidad, pero no fue hasta el año 2002 cuando comenzaron los trabajos en su trazado en Soria

La larga historia de la Autovía del Duero

El primer tramo en ejecutarse fue el de la variante de El Burgo de Osma. Con una inversión de 33,5 millones de euros y 25 meses de ejecución. Fue en diciembre del año 2004 cuando se puso en funcionamiento un tramo de 9 kilómetros. Una intervención muy demandada por los vecinos de El Burgo de Osma por los problemas que generaba la nacional 122 a su paso por la localidad. La apertura de esa variante marcó un antes y un después en la zona, con partes positivas como disminuir los riesgos en una travesía por la que circulaban al día 4.300 vehículos, y otras más perjudiciales, como que al evitar el tránsito perdieran actividad en el municipio. En 2008 la crisis hizo que los tramos en los que se habían iniciado las obras tuvieran que paralizarse, sin contar que muchos de los restantes ni siquiera habían comenzado a ejecutarse. 15 años se ha tenido que esperar desde la inauguración de esa variante para poder ver la puesta en marcha de un nuevo tramo de esta infraestructura. La variante de El Burgo tardó en ejecutarse 25 meses frente a los 120 que ha tardado en culminarse el tramo que verá la luz esta semana entre el Burgo de Osma y Santiuste