A-15: Cinco años 'más cerca' de la gran ciudad

Ana I. Pérez Marina
-

La unión de Soria con Navarra completará esta conexión «histórica» de la A-15 que ha supuesto«positivos» impactos socioeconómicos

A-15: Cinco años 'más cerca' de la gran ciudad

Un 29 de julio de 2015 la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, inauguró el enlace de la A-15 con la A-2 en Medinaceli. Lo dijo, puso en valor el «retorno económico y social» que supondría la conexión por autovía de Soria con Madrid, y alentó al empresariado a aprovechar esta oportunidad de negocio de la vía rápida que unió a los sorianos con la  gran ciudad. «Hemos conseguido, entre todos, hacer realidad una aspiración de muchos años», sentenció. Una realidad que a los sorianos les costó una década en pleno siglo XXI.
«La A-15 nos ha acercado a grandes polos de desarrollo, nos ha hecho más accesibles al centro y al Este del país, lo que genera impactos socioeconómicos positivos. Es indudable que la vertebración de cualquier territorio pasa por unas infraestructuras rápidas, que multiplican la actividad y consiguen disminuir los desequilibrios territoriales», asegura el presidente de la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES), Santiago Aparicio.  
En este sentido, el representante de la patronal soriana advierte que, por el trabajo desempeñado a través de Invest in Soria, los posibles inversores conceden un «gran valor» a la proximidad con Madrid y con el aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez. «Una mayor accesibilidad amplía las posibilidades de atracción de empresas, con la consiguiente creación de empleo y la consolidación de población. Son impactos directos, indirectos y estructurantes que repercuten en el PIB de la provincia y en el aumento de la renta familiar», subraya el presidente de FOES.
De esta forma, Santiago Aparicio menciona otros efectos inducidos a nivel económico, como el impacto que la vía rápida tiene sobre el turismo y sobre las empresas que giran en torno a otros sectores, como las gasolineras. Además, a nivel social, es evidente, a su juicio, que la autovía ha favorecido la movilidad de los ciudadanos y trabajadores entre Almazán y de otros municipios cercanos con Soria capital, aumentando la seguridad en los trayectos al reducir la siniestralidad por el atropello de animales salvajes. 
La salida rápida a Madrid por autovía era «fundamental», pero «no olvidemos» que la A-15 que une Medinaceli con Soria es «solo un tramo» de la autovía que debiera unir ya a Medinaceli con Tudela. Y es que en la continuidad del proyecto de la conexión con Navarra reside la rentabilidad íntegra de la infraestructura.
«En Soria, los avances en materia de modernización de infraestructuras siguen siendo inexcusablemente lentos. Seguimos pidiendo que se completen las redes de comunicación viarias imprescindibles para conectar Soria con el Norte, Este y Oeste de España: la Autovía del Duero en todos sus tramos y la citada autovía de Navarra en sus tramos entre Soria y Tudela. No olvidamos la importancia de que se incluyan en los planes nacionales la autovía entre Calatayud y Burgos. A esto hay que unir la modernización y mejora de la línea férrea Soria-Torralba para convertirla a la Velocidad Alta y sería interesante –ya lo hemos reclamado desde FOES– la reapertura de la línea Soria-Castejón para dar continuidad a la línea actual a Madrid y la conexión con la futura línea ferroviaria Mediterráneo-Cantábrico, cuyo último trazado dejaba fuera a Soria», resume.
Las empresas de la provincia «tienen que poder competir en igualdad de condiciones» con las de otros territorios y unas infraestructuras rápidas «ayudarían muchísimo» a los sectores productivos sorianos, que se sitúan sobre el mapa en una «posición geográfica inmejorable».
«Cuando hablo de infraestructuras viarias y ferroviarias no puedo olvidar las que nacen alrededor de ellas, como el Proyecto de Plataforma Logística de Valcorba, con una línea ferroviaria hasta El Cañuelo para mercancías», recuerda el presidente de la patronal. Esta fue una iniciativa promovida por FOES que recogió el Plan de Actuación Específico para Soria (PAES) del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y de la que «nunca más se supo».
Asimismo, Aparicio menciona la apuesta imprescindible por las autovías de la información, «sin ellas, la provincia está sin asfaltar», por lo que estima que Soria debe reclamar al as administraciones estas infraestructuras, claves para las empresas.
beneficiarios directos. La presidenta de la Agrupación de Transportistas Sorianos (Agrutranso), Inmaculada Ramos, valora «muy positivamente» estos cinco años de conexión con Madrid a través de la A-15, una unión que ha sido «esencial» para el sector. «Fue una reivindicación histórica y realmente necesaria. Se ha mejorado en rapidez, el tiempo medio de Soria a Madrid se ha reducido en unos 20 minutos, pero lo que ha mejorado realmente es el aspecto de la seguridad en la carretera. La A-15 ha acabado con los accidentes de animales y se han minimizado los siniestros en esta vía, algo prioritario para el sector transporte», sostiene.
Desde Agrutranso se reclama también la necesidad de finalizar la A-11, «otra reivindicación histórica de la provincia», además de la conexión por autovía de Soria con Tudela, de forma que sería la vía de enlace de Madrid con Navarra, el País Vasco y el norte de España. 
«La A-15 nos ha acercado a Madrid. Soria cuenta con una ubicación privilegiada; de tener finalizadas la A-11 y la autovía a Tudela, podría convertirse en uno de los referentes logísticos del país. Asimismo, otro aspecto clave para el sector es que la inversión en autovías favorecen la libre circulación de mercancías», concluye la presidenta de Agrutranso.   
con tudela. El subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, apunta que Soria era la «única capital» que no estaba conectada con otras por una comunicación de doble vía, lo que era un «claro ejemplo del déficit de infraestructuras de la provincia». «Ha sido un antes y un después, ha generado mucha movilidad y se ha atraído turismo de interior», afirma.
En cuanto a la situación de los tramos de la A-15 entre Soria y Navarra, Latorre señala que el 28 de mayo el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) dio luz verde a la declaración de impacto ambiental para los 34,5 kilómetros entre Ágreda y  Tudela. «Ahora hay que seguir el procedimiento», apostilla. 
En cuanto a los tramos entre Fuensaúco y Villar del Campo (16 kilómetros) y  Villar del Campo y Ágreda (18 kilómetros), en ambos casos se está redactando el proyecto con la nueva actualización de la declaración de impacto ambiental. «Esperamos que a lo largo de este año se pueda aprobar y se pueda elaborar el documento base para las expropiaciones», matiza. Asimismo, entre Los Rábanos y Fuensaúco está pendiente la actualización de la declaración de impacto ambiental. «Se van dando pasos, quizás no con tanta celeridad como nos gustaría, pero la situación que nos encontramos hace dos años es que hay que retomar los proyectos que estaban abandonados, lo que nos obliga a reformular y rehacer», admite el subdelegado del Gobierno.