Lendoiro: "Todos sabían del amaño entre Levante y Zaragoza"

EFE
-

El exdirigente del 'Depor' asegura que era Sergio Ballesteros quien dirigía las conversaciones de los granotas con otros equipos y que los maños hicieron más arreglos de partidos, incluso deja entrever que pudieron premiar al Espanyol y Getafe

Lendoiro: "Todos sabían del amaño entre Levante y Zaragoza" - Foto: Cabalar

El expresidente del Deportivo de La Coruña, Augusto César Lendoiro, aseguró que jugadores del club gallego contactaron con otros del Levante antes del choque que disputaron ante el Zaragoza en mayo de 2011 y que les confirmaron que el encuentro estaba amañado.
"Jugadores del Deportivo se ponen en contacto con compañeros del vestuario del Levante y se lo confirman. Nos llega la noticia clara de algo que era vox populi", explicó en su declaración como testigo en el juicio que investiga el presunto arreglo.
Lendoiro no identificó a ninguno de los que habrían protagonizado esas conversaciones pero sí negó que el exjugador del Deportivo Sergio González, entonces en el Levante, fuera quien le avisó.
"Eran todos los jugadores del Deportivo, que se reúnen en el vestuario y te lo dicen. No fue uno ni dos ni tres. No tenían ninguna duda. No es Sergio González el que habla conmigo porque no nos hablábamos por la denuncia que presentó contra el club", explicó. "Desconozco si hablaron todos", apuntó.
"A mí no me dicen con qué jugadores hablaron porque es lo que ocurre en el mundo del fútbol. Te dicen la noticia pero no quién. Llamaron los jugadores no hace falta que se lo diga yo. No fue ni la primera ni la última vez que ocurrió", explicó.
Eso sí, el expresidente señaló que "era público y notorio que era Sergio Ballesteros quien dirigía las conversaciones del Levante con otros equipos".
Lendoiro aseguró que ya estaban "sobre aviso y toda España era consciente de que el partido estaba amañado" y explicó que había "un temor en el Deportivo y en el resto de equipos implicados".
Además añadió que Javier Tebas le dijo que iba a llamar al presidente del Levante, Quico Catalán, cuando hablaron del partido.
El dirigente dijo que no fue solo ese partido en el que el Zaragoza estaba implicado si no en alguno más de esa temporada y otros de la siguiente. De hecho, dejó entrever que el club maño podría haber premiado al Espanyol y al Getafe pagándoles por asistir en los siguientes veranos al trofeo Ciudad de Zaragoza.
"En este caso, la cosa venía del partido anterior, jugaba el Zaragoza contra el Espanyol y había habido circunstancias muy extrañas. Después el Zaragoza invitó dos años seguidos al Espanyol al Ciudad de Zaragoza, algo inaudito", señaló Lendoiro.
El dirigente dijo que habría que ver lo que cobró por esos partidos veraniegos por los que no se solía hacerlo. Y dijo que la operación se habría repetido después con el Getafe.
En cualquier caso, cuando fue requerido para que identificara a quienes le habían asegurado que el partido de amañó no aportó ningún nombre concreto. 

 

 

González niega saber del amaño

Por su parte, el exfutbolista del Levante, Sergio González, negó en su comparecencia haber advertido al entonces presidente del Deportivo de La Coruña, Augusto César Lendoiro, de ese presunto arreglo, que dijo no conocer.
“No”, respondió al ser preguntado por si había advertido al directivo gallego. En la denuncia que arrancó este proceso, el presidente de la Liga, Javier Tebas, dijo que Lendoiro le advirtió del posible amaño tras una conversación con Sergio González.
“No hablé con Lendoiro en ningún momento. No hablé con nadie de nada porque no había nada que hablar”, explicó González, que dijo que “se puede mirar en el registro de llamadas”.
Además dijo que salió del Deportivo interponiendo una denuncia y que eso tensó la relación entre ambos. González sí que admitió haber hablado en los días previos al choque con algunos jugadores del Deportivo de La Coruña pero que “en ningún momento” le transmitieron que pudieran estar preocupados por ese amaño.
“No hacía falta ni que me lo dijeran, sabían que íbamos a apretar”, apuntó González, quien incidió en que no fue conocedor de ningún arreglo. “Que yo viera y que yo sepa, no”, señaló.
El ahora entrenador del Valladolid dijo que se enteró hora y media antes de que no iba a ir convocado para ese choque y que lo siguió desde la grada. También ha dicho que se quedó “rabioso” tras haber quedado fuera. “Vi un partido más que correcto. Que queríamos intentar ganar pero que no pudimos”, resumió.
González también explicó que en su día denunció a la revista Interviu por haber publicado que fue él quien transmitió a Lendoiro ese supuesto arreglo y que finalmente se llegó a un acuerdo para que quitaran “la huella digital” de esa noticia.