El Ejecutivo acepta valorar los despidos al terminar un ERTE

Agencias
-

La patronal obliga al Gobierno a admitir una cláusula sobre la salvaguarda que impide prohibir los despidos en un plazo de seis meses y flexibiliza la norma para situaciones muy complejas

El Ejecutivo acepta valorar los despidos al terminar un ERTE - Foto: Fernando Calvo,JM Cuadrado y Borj

El compromiso del mantenimiento del empleo para las empresas que hayan recurrido a un ERTE de fuerza mayor «se valorará» en función de las características que presenten los distintos sectores y teniendo en cuenta las empresas donde hay una ocupación más estacional, como puede ser el caso del turismo o la restauración.
Así lo refleja el texto del acuerdo firmado ayer por el Gobierno y los agentes sociales en un punto en la disposición de salvaguarda del empleo que no aparecía en el documento del pasado viernes.
«Este compromiso del mantenimiento del puesto de trabajo se valorará en atención a las características específicas de los distintos sectores y la normativa laboral aplicable».
De esta forma, los pactos del Acuerdo Social en Defensa del Empleo incluyen poder flexibilizar los despidos, tal y como demandaban los empresarios. El Gobierno había pactado con patronal y sindicatos las condiciones para los ERTE por fuerza mayor, ya sean parciales o totales, durante el proceso de desescalada entre las que figura el compromiso de mantener los contratos de los trabajadores afectados durante seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad.
El acuerdo ya señalaba como excepciones a este incumplimiento a las empresas en riesgo de concurso de acreedores, así como despidos procedentes, una interrupción del contrato fijo discontinuo o la finalización de un contrato temporal o si la obra o servicio objeto de la contratación no puede realizarse de forma inmediata.
El acuerdo recoge la creación de un comisión tripartita para analizar la situación por sectores y ver medidas necesarias de cara a las siguientes fases de recuperación de la actividad económica.
Las patronales, CEOE y Cepyme  instaron al Ejecutivo a reunirse de nuevo, «a la mayor brevedad», para abordar «sin demora» las medidas necesarias y específicas que van a requerir los sectores más afectados para que «la cobertura del acuerdo  firmado ayer sea completa».
Antonio Garamendi admitió que la permanencia de esta disposición de salvaguarda en los pactos sobre la extensión de los ERTE era contradictoria con la posición expresada por su organización y se mostró de acuerdo al incluir en el documento final la única excepción de las empresas que estuvieran en riesgo de concurso de acreedores.
En este contexto, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presidió ayer la firma con los agentes sociales del Acuerdo Social en Defensa del Empleo, cuya principal medida es la prolongación de los ERTE hasta el 30 de junio, acuerdo que será aprobado hoy por el Consejo de Ministros.
El Gobierno destacó que se trata de un «acuerdo histórico» que incluye un conjunto de medidas de protección del empleo» en la crisis.