Optimismo en el vestuario del Río Duero

Blanca Lafuente
-
Optimismo en el vestuario del Río Duero

Los celestes se enfrentan este fin de semana al Melilla en un encuentro en el que se juegan la permanencia por primera vez en su historia, una situación que pese a ser tan delicada miran con optimismo y confianza

El Río Duero vive uno de los momentos más críticos de su historia, a falta de dos jornadas para terminar la temporada aún no han garantizado su permanencia en la superliga, donde llevan asentados prácticamente toda su historia. El capitán, Manuel Salvador, reconoce que han vivido momentos de bajón, pero creen que la tendencia de la segunda vuelta ha sido ascendente y que pueden asegurarse la permanencia. 

Ignacio Sánchez ha podido comprobar el contraste entre la temporada 2015/2016 en la que finalizaron terceros y este año. Considera que aquel año contaban con un equipo menos capacitado, que ahora son mucho más profesionales pero la suerte jugó en su contra durante la primera vuelta y especialmente fuera de casa.

Salvador considera que un gran obstáculo es la falta de financiación, ya que no puede compararse su presupuesto al de los equipos que se encuentran a la cabeza de la clasificación, por lo que hace un llamamiento de cara al futuro, para ver si llegan los patrocinadores, ya que "el producto es bueno".