«Salir y respirar el aire de aquí ya es desconectar»

Ana I. Pérez Marina
-

Le gustaría viajar con sus hijos a Ciudad del Cabo, donde trabajó mucho tiempo

1. Llegó a Soria con apenas 16 años, desde una tierra más cálida como Girona. ¿Cómo recuerda su primer verano aquí? El primero fue muy especial, vivíamos muy cerquita del río y conocimos a una familia de Madrid, que ya viven aquí, que tenían hijos de nuestra edad. Fue una novedad. Mi padre llevaba trabajando aquí una temporada y como vimos que seguía teniendo trabajo, decidimos venirnos todos para estar juntos. Recuerdo que empezaba a salir y había muchísimo jolgorio porque llegamos en Sanjuanes. Había muchísima fiesta, lo que es San Juan. En aquella época yo apenas salía al cine con mis amigas y fue vivir la calle en San Juan a tope. En septiembre volvimos a Figueras y a mitad de curso, después de Navidad, ya nos trasladamos a Soria, definitivamente. Fue un cambio bastante radical, la verdad. Me costó adaptarme, no lo voy a negar, porque era muy tímida, pero la gente se abrió bastante y tengo todavía muchas amigas de esa época.
2.Poco después de aterrizar en  Soria, en 1996 saltó a la fama con el título de Miss España. ¿Cuándo volvió a tener vacaciones? Como todos los autónomos tenemos vacaciones cuando podemos. Aquel año tuve un contrato y no tuve vacaciones, pero disfruté mucho de todas las novedades y no necesitaba vacaciones, ya había roto con la rutina. Al año siguiente de terminar el contrato de Miss España empecé a trabajar como modelo. Eran unas vacaciones continuas, en realidad hacía lo que quería.
3.Siempre que puede procura volver a Soria, ¿qué enclaves son ineludibles en sus visitas? En los últimos años hemos estado sobre todo en el pueblo, era como una escapada de Madrid y cuando salíamos de allí nos íbamos a Chavaler, que está a 12 kilómetros de Soria. Tenemos allí un refugio en el que hemos vivido muchos años y muy felices. Apenas pasábamos por Soria, es un sitio tan precioso, un pueblo tan chulo y tan tranquilo... que encontrábamos un remanso de paz fantástico. En invierno veníamos a Soria en Navidad, lo típico. Y este año estamos en Soria, también de otra manera. Tengo otro niño de un año y medio, y venimos mucho al parque [Dehesa], cada día, al río, al castillo..., hemos ido a visitar pueblos, estuvimos el otro día en El Burgo de Osma, y queremos ir al parque encantado [Bosque Mágico de la Fuente del Pino] en San Leonardo de Yagüe. No hemos parado, vamos a montar a caballo con Pedro en la Cuadra Antares que le está enseñando a mi hija, como yo también aprendí. A la Biblioteca vamos muchísimo, porque siempre hay un montón de actividades, hemos disfrutado mucho de Expoesía, el teatrillo de los niños los martes, en el Kiosko, en el Queru... Estoy todos los días en la calle desde el principio del mes.

«Salir y respirar el aire de aquí ya es desconectar»
«Salir y respirar el aire de aquí ya es desconectar» - Foto: Javier Ródenas Pipó
4. Además de pasar unos días en Soria, ¿dónde reparte sus vacaciones? Estuvimos viendo a los abuelos en Menorca. Tenemos allí familia y estuvimos junio y mitad de julio. También es una gozada. No nos podemos quejar.
5. Cuando en Madrid, donde tiene establecida su residencia desde hace años, habla de Soria, ¿cómo la describe? Ahora vivimos en la Sierra de Madrid, tenemos unos amigos que tienen también una niña de siete años y les hemos invitado para que vengan a disfrutar de la Ruta de los Dinosaurios. Tenemos otra vecina en nuestra barriada que vendrá en septiembre. En Madrid cuento que Soria es mi remanso de paz, venir y desconectar. Está a dos horas de Madrid, es una maravilla.
6. Y para una escapada a Soria, ¿qué recomienda? Si es para un fin de semana, salir a pasear por el parque de la Dehesa, subir al castillo... a San Saturio todavía no he llevado a los niños, pero siempre me gustaba ir, bajar al Duero. Salir y respirar el aire de aquí ya es desconectar. Y si no cojo el coche, mejor.
7. Su profesión le ha llevado por todo el mundo, ¿algún lugar especial? Me gustaría llevar a mis hijos a Sudáfrica. He estado mucho tiempo trabajando allí, ahora ya no voy tanto y Ciudad del Cabo es un sitio espectacular.
8. Está volcada en la música. Elija tres canciones, suyas o de otros autores, para una velada estival. So Wild, de Meta. Hicimos un primer álbum en inglés y trabajamos en el próximo, ya en castellano. Guns of Brixton, de Nouvelle Vague, con los que empecé a trabajar en la música y gracias a ellos me dedicó hoy a esto. Y  alguna de The Cheminal Brothers, son de mi generación, de los 90, y siguen en activo.
9. ¿Una película? Cogí en la Biblioteca una de cine finlandés, Buenos vecinos. Es una buena peli.
10. ¿Cuáles son sus imprescindibles en su fondo de armario de verano? Soy bastante básica: un bikini negro, chanclas, zapatillas, camisetas... nunca he sido fashion victim, aunque también me gusta arreglarme de vez cuando.