Junta y Estado impulsarán la banda ancha en el medio rural

S. González
-
Muchos núcleos rurales aún tienen dificultades en el acceso a la banda ancha. - Foto: Jonathan Tajes

La ministra Meritxell Batet y el vicepresidente de la Junta, De Santiago-Juárez, presidirán la comisión bilateral, en la que también se abordará la representación autonómica en la CHD

La ministra Meritxell Batet y el vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, impulsarán el próximo lunes el desarrollo de la banda ancha rural, el desbloqueo del plan plurianual de convergencia interior y la mejora de la representación de la administración autonómica en la Confederación Hidrográfica del Duero. La comisión bilateral, que se reunirá un mes más tarde de lo anunciado por Herrera tras su reunión con Pedro Sánchez, será «clave» para asuntos vitales en la Comunidad, según informó la consejera portavoz de la Junta, Milagros Marcos.
La cumbre entre el Estado y la Comunidad contará también con la presencia de otros consejeros como Pilar del Olmo (Economía y Hacienda) y Carlos Fernández Carriedo (Empleo).
Aunque la cita del lunes entre el Estado y la Comunidad se producirá después de conocer la decisión de Sánchez sobre el adelanto electoral y la duración de la legislatura, Marcos defendió que la actividad de las instituciones «tiene que seguir» y recalcó que se buscarán «acuerdos» en la comisión.
La Junta otorga una mayor importancia al impulso de la banda ancha de gran capacidad en el medio rural, puesto que es una 2urgencia» para Marcos, algo que ya trasladó el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, a Pedro Sánchez en su reunión de finales de noviembre en La Moncloa. La Comunidad insistirá en la necesidad de aprovechar las infraestructuras de telecomunicaciones del programa de Escuelas Conectadas para extender la banda ancha a ayuntamientos, empresas, suelo industrial, consultorios y centros sociales, entre otros edificios públicos.
Marcos recalcó que Herrera planteó la puesta en marcha de un plan plurianual durante 2020 y 2021 en el que la Administración central aportaría 50 millones y Castilla y León, al menos, 25.
Otro de los asuntos que la Junta considera trascendentales será el desbloqueo del plan plurianual de convergencia interior, que recoge el Estatuto de Autonomía, y que dejó de aplicarse con la llegada de la crisis tras su inicio en 2009. Marcos no obstante cree que será complicado en estos momentos al no contar con presupuestos para 2019.
Junta y Gobierno también analizarán las posibilidades de que Castilla y León cuente con una mayor participación en los órganos de gestión de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), puesto que recordó tiene un miembro al igual que otras autonomías a pesar de que su territorio es mucho menor en la demarcación del Duero.