La pegada de carteles de Alcorcón acaba en comisaría

Efe
-

PP y PSOE se denuncian ante la Policía por supuestas agresiones en el arranque de la campaña

La pegada de carteles de Alcorcón acaba en comisaría - Foto: CAPTURA DE YOUTUBE

Un concejal del PSOE en Alcorcón (Madrid) ha denunciado al alcalde de la localidad y número dos del PP para la Comunidad, David Pérez, por una supuesta agresión en una trifulca sufrida anoche durante la pegada de carteles, tras la que el PP también ha acudido a la Junta Electoral.
La bronca tuvo lugar en el inicio de la campaña, donde ambos partidos coincidieron, y en la que, según denuncia el concejal socialista Miguel Ángel González, el popular David Pérez le llegó a tirar el móvil de un manotazo.
En un comunicado, el partido socialiesta ha informado de que su edil ha acudido a una comisaría de Policía Nacional para interponer una denuncia sobre estos hechos, además de comunicar a la Junta Electoral la vulneración de la normativa por parte del PP, "al utilizar un espacio asignado para el PSOE para la propaganda electoral".
Por su parte, el PP ha desmentido en una nota de prensa que haya habido agresión alguna a dicho concejal ni a ningún otro militante socialista y ha asegurado que quien fue "agredida" fue una militante y una concejal suya, presentando ambas una denuncia ante la Junta Electoral.
Desde el PSOE han señalado que minutos después de que varios de sus militantes hubieran pegado los carteles de su candidata, Natalia de Andrés, en los espacios habilitados para ello, militantes del PP, con el alcalde y su candidata del PP a la cabeza, Ana Gómez, empezaron a colocar su propaganda sobre la del PSOE instalada previamente.
Los socialistas han sostenido que dicha ubicación, situada en la confluencia de la calle Mayor con calle Nueva, estaba asignada para su formación, por lo que insisten en que el PP estaba "vulnerando claramente la normativa electoral", motivo por el cual sus militantes y concejales se pusieron a grabar con sus móviles.
En uno de los vídeos, difundidos por el PSOE, se aprecia como uno de sus ediles, Miguel Ángel González, que graba la escena, es increpado hasta que el actual alcalde le tira el móvil de un manotazo, momento en el que se forma una trifulca entre militantes y simpatizantes de ambos partidos.