Beratón apoya el parque natural del Moncayo soriano

Fernando Orte
-

La creación del espacio natural protegido en la vertiente soriana de la montaña estaría más cerca gracias al cambio de postura del municipio que más hectáreas aportaría al parque

La declaración del Moncayo soriano como parque natural puede estar más cerca. La nueva alcaldesa de Beratón, Carmen Lapeña (PSOE), uno de los cuatro municipios que conformarían el parque y el que más hectáreas aporta, es partidaria de impulsar el espacio natural protegido, a diferencia de la anterior corporación, que mantuvo bloqueado el proyecto.

"Todavía no hemos hablado profundamente, estoy estudiando el tema y creo que mis compañeros de equipo estamos todos a favor de volverlo a solicitar y de dar la voz al pueblo", ha señalado. Los consistorios de las otras tres localidades -Cueva de Ágreda, Ágreda y Vozmediano- son partidarios desde hace años de impulsar la protección del espacio. Antes los vecinos tendrán que recibir información y manifestarse al respecto. Al parecer, el principal escollo en su momento eran las afecciones que el parque podría haber supuesto sobre la concentración parcelaria en el término municipal. "Es bueno para el pueblo, ahora que la concentración está ya hecha, casi todos los vecinos estarán a favor, pero me gustaría conocer su opinión", ha añadido.

Lapeña tiene esperanza de que el parque natural dote de ayudas económicas a Beratón y, en el plano ambiental, cuide y proteja más los bosques y demás espacios del Moncayo en la provincia de Soria. "Nos publicitarán como parque natural y eso puede atraer más turismo", ha añadido.

La alcaldesa de Beratón apoya el parque natural del Moncayo
La alcaldesa de Beratón apoya el parque natural del Moncayo - Foto:

En la misma línea se ha manifestado el primer edil de Cueva de Ágreda. Miguel Alonso ha dicho que "vamos a tratar de impulsar el parque porque ya estamos en una zona protegida" y ha considerado que la nueva figura pondría coto a los problemas de agua que, a su juicio, puede producir en el entorno la expansión industrial de Ólvega o la macrogranja de vacas proyectada en Noviercas.

De salir adelante, la vertiente soriana se equipararía a la aragonesa donde el Moncayo es parque natural desde 1978.