CyL requiere 73 millones para financiarse hasta febrero

SPC
-

Las autonomías en su conjunto registran un déficit de 175 millones de euros, un 0,01 por ciento de su economía

Castilla y León tuvo unas necesidades de financiación de 73 millones de euros hasta febrero, lo que supone un déficit del 0,12 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB), cuando en el conjunto de las autonomías se situó en 175 millones, un 0,01 por ciento de su economía.

Los datos difundidos hoy por el Ministerio de Hacienda y recogidos por Ical revelan que la Comunidad redujo su déficit hasta febrero en relación al año pasado, ya que en 2018 requirió una financiación de 112 millones de euros, que supusieron el 0,19 por ciento de su PIB. También, el conjunto de las autonomías, por su parte, mejoraron sus números, ya que el año pasado su déficit era de 635 millones, el 0,05 por ciento de sus economías.

La Comunidad fue una de las diez que requirieron financiación, junto a Extremadura (0,35 por ciento), Canarias (0,27 por ciento); Murcia (0,26 por ciento); Baleares (0,24 por ciento); Madrid, Cataluña y Castilla-La Mancha (0,12 por ciento), Canarias (0,06 por ciento) y Andalucía (0,02 por ciento).

Otras siete registraron superávit hasta febrero, encabezadas por Navarra (0,9 por ciento), Aragón (0,39 por ciento), País Vasco (0,31 por ciento), Asturias (0,29 por ciento), Comunidad Valenciana (0,15 por ciento), Galicia (0,14 por ciento) y La Rioja (0,07 por ciento).

Hacienda explicó que la administración autonómica disminuyó en general su déficit hasta el 0,01 por ciento del PIB en febrero, lo que supone un descenso del 72,4 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. Esta evolución, dijo responde fundamentalmente al incremento de los ingresos impositivos en un 8,1 por ciento,

sobre todo los corrientes sobre la renta y el patrimonio que crecen un nueve por ciento.

También lo atribuyó al incremento registrado en las transferencias recibidas de otras administraciones públicas en un 7,3 por ciento.

Dentro del gasto no financiero, que aumenta un cinco por ciento, los consumos intermedios crecen un 0,7 por ciento, la remuneración de asalariados se incrementa un 5,1 por ciento, las transferencias sociales en especie crecen un 0,6 por ciento y la formación bruta de capital fijo un 1,5 por ciento.

Hasta febrero de 2019, el déficit conjunto de la Administración Central, los Fondos de la Seguridad Social y la Administración Regional, excluida la ayuda financiera, es de 11.908 millones de euros, cifra equivalente al 0,95 por ciento del PIB. Si se incluye en ambos periodos el saldo negativo de la ayuda a las instituciones financieras, el déficit se mantiene en el 0,95 por ciento del PIB.

El déficit de la administración central asciende a 12.506 millones a finales de febrero de 2019, el uno por ciento del PIB, lo que supone un incremento de 0,08 puntos porcentuales de PIB sobre el mismo periodo de 2018.

Los Fondos de la Seguridad Social han obtenido un superávit de 773 millones, el 0,06 por ciento del PIB, frente al saldo positivo de 1.385 millones registrado en el mismo periodo del ejercicio anterior. Los recursos se incrementaron un 5,7 por ciento, destacando la evolución favorable de las cotizaciones que crecen un 7,2 por ciento. Por su parte, los empleos aumentan un 8,5 por ciento.

Marzo

El déficit del Estado hasta marzo se situó en los 6.754 millones, lo que equivale al 0,54 por ciento del PIB. Supone un descenso respecto al 0,96 por ciento registrado el mes anterior. En términos anuales, se produjo un incremento de 0,19 puntos porcentuales frente al 0,35 por ciento existente en los tres primeros meses de 2018.

Este comportamiento, indicó el Ministerio, se debe a un crecimiento de los ingresos no financieros del 1,1 por ciento, frente al incremento de los gastos en un seis por ciento. “Hay que tener en cuenta que en estos primeros meses del ejercicio se recogen una serie de gastos que no tienen su equivalencia en el primer trimestre de 2018. Se trata de la subida de la remuneración de asalariados y de las pensiones, cuya revalorización computó más tarde el año pasado”, señaló.

Los recursos no financieros ascienden a 46.049 millones, lo que supone un 1,1 por ciento más respecto al mismo periodo de 2018. En el primer trimestre del año los empleos no financieros se situaron en los 52.803 millones. Esta situación se debe al aumento de la aportación a los recursos propios de la UE, por IVA y RNB, en un 31,8 por ciento hasta situarse en 4.130 millones. También al incremento de las transferencias corrientes, que crecen un 8,7 por ciento hasta los 30.463 millones destacando el aumento de las transferencias realizadas a los Fondos de la Seguridad Social en un 34,3 por ciento.


Las más vistas