Medio centenar de cooperativas creadas tras la nueva Ley

SPC
-

Fernández Carriedo invita a quienes "tengan en mente emprender que vean en la economía social y las cooperativas un instrumento válido para su proyecto"

Medio millar de cooperativas creadas tras la nueva Ley

Castilla y León creó casi medio centenar de cooperativas en 2018 con un millar de socios en el primer año de la ley que regula estas entidades de economía social, desde que se aprobara hace ahora casi un año. Con esta suma, la Comunidad cuenta actualmente con 2.129 cooperativas registradas, de las que la mitad corresponde al sector agrario y explotación comunitaria de tierras, y que en total generan más de 10.000 empleos.

De momento, el pasado año se dio un importante primer paso con la nueva norma para consolidar una ‘marca’ de la Comunidad, como son las cooperativas, y que según el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, contribuirá a conseguir el “reto básico” que se pretende: “Simplificar trámites, reducir burocracia y trabajar para impulsar el mundo del cooperativismo y de la economía social en Castilla y León”, dijo.

Igualmente, defendió que existe “un dinamismo en el sector que se manifiesta en la creación de nuevas actividades cooperativas, a pesar de que muchas se encuentran hoy en periodo de adaptación a la ley, en la modificación de sus estatutos, y destacó el crecimiento del número de cooperativas durante esta legislatura en la Comunidad.

Fernández Carriedo hizo un llamamiento en declaraciones a Ical, para que aquellos que “tengan en la mente emprender vean en la economía social y las cooperativas un instrumento válido para su proyecto”. También expuso, en este sentido, que la nueva ley de cooperativas de Castilla y León, que va a cumplir un año, “flexibiliza los criterios de creación y funcionamiento ordinario de las cooperativas”; y recordó que el nuevo texto normativo vio la luz de forma consensuada con el sector y fue aprobado por unanimidad por el Parlamento autonómico.

Por último, recalcó las ayudas del Gobierno regional para el fomento del cooperativismo, así como elevar el número de socios de las mismas, una aspecto “muy importante” porque igual que se apoyan los puestos de trabajo, “un nuevo socio es un nuevo puesto de trabajo y de carácter similar al autoempleo”, resumió. Así, en los últimos meses del pasado año su departamento elevó un 40 por ciento su aportación para las cooperativas y sociedades laborales, hasta los 1,31 millones de euros.

La importancia en el medio rural

La nueva Ley de Cooperativas, además de flexibilizar y agilizar los trámites, permitirá un impulso a esta modalidad social, principalmente arraigada en el medio rural de Castilla y León. De hecho, allí donde existen cooperativas arraigadas, la población se encuentra más enganchada al terreno.

Actualmente, la Comunidad suma un total de 2.129 cooperativas a 31 de marzo de 2019. De ellas, casi una tercera parte (el 30 por ciento), corresponden al sector de trabajo, seguidas de las agrarias (563) y las de explotación comunitaria de la tierra (557), ambas relacionadas con el sector primario y que suponen el 52 por ciento del total.

A continuación se encuentran las 260 de vivienda, 26 de segundo grado, que son aquellas constituidas por al menos otras dos cooperativas del mismo objeto, 25 de servicios, 21 de transporte y otras tantas de consumidores y usuarios, nueve de enseñanza y una de crédito.

Por provincias, Salamanca soporta en término porcentuales el mayor peso, con algo más de una quinta parte (432 unidades), seguida de León, Valladolid y Burgos, con 323, 317 y 308, respectivamente, con números muy similares. Entre las cuatro aglutinan dos de cada tres cooperativas de Castilla y León.

A continuación se encuentran Palencia (194), Zamora (163), Ávila (145), Segovia (137) y Soria (74). A ellas se suman otras 36 denominadas de Sección Central.


Las más vistas