La sanidad privada presume de resultados en salud

Carmen Ansótegui
-

Los pacientes de este sector reciben las evaluaciones de una mamografía o un TAC en apenas tres días y esperan un tiempo medio de estancia previa a una cirugía de tan solo ocho horas

La sanidad privada presume de resultados en salud

La sanidad privada española asegura que cuenta con un sistema eficiente, accesible, comprometido con la calidad y con un cuadro de excelentes resultados. Así lo concluye la Fundación IDIS a partir de los datos recogidos en el Estudio RESA 2019, en el que analizan un total de 72 indicadores que ponen de manifiesto las constantes vitales de la sanidad privada.

Para este organismo la eficiencia en la gestión del sector privado “no es solo un tópico” y destacan, por ejemplo, que en sus hospitales la estancia media previa a una cirugía sea de tan solo ocho horas, frente al casi día y medio de la sanidad pública. Por otra parte, más de la mitad de las intervenciones quirúrgicas se hacen de forma ambulatoria en el sector privado y hasta el 95 por ciento de las cirugías biliares se hacen por vía laparoscópica. Todos estos datos, revelan a su juicio “un excelente nivel de la eficiencia” en beneficio del paciente y del propio sistema sanitario.

Otro aspecto analizado en el informe es la accesibilidad en la atención. Los pacientes que optan por el sector privado tardan a penas nueve días en poder hacerse una mamografía o un TAC y se les cita en menos de 24 horas para pruebas de laboratorio. Los resultados tampoco se hacen esperar porque los reciben de media en menos de tres días.

Manuel Vilches, director de Relaciones Institucionales de la fundación, asegura que esta accesibilidad es muy relevante en los procesos oncológicos donde existen 15,88 días de espera para el tratamiento oncológico en pulmón, 14,99 días en colon y 14,26 en mama, por ejemplo”.

 

Nuevo observatorio

Para el presidente de la fundación, Juan Abarca, “la publicación de resultados sanitarios es esencial porque estimula la sana competencia y promueve la mejora continua en términos generales”. De hecho, considera que la transparencia en las actividades sanitarias debería ser obligatoria porque permitiría dar a la sociedad datos para poder tener libertad de elección.

Esta edición ha contado con datos de 525 centros privados, analiza 72 indicadores y cuenta con representación de todas las comunidades autónomas. Durante estos años la evolución del informe ha sido exponencial y hoy arroja resultados de 1,3 millones de altas, 4,5 millones de urgencias, 2,8 millones de consultas externas, 850.000 intervenciones quirúrgicas o 44.000 partos. Desde la Fundación insisten en que “estos datos dotan al estudio RESA 2019 de una amplia representatividad de la actividad del sector y permiten comparar resultados con otros observatorios.

Precisamente, desde ayer se puso en marcha una plataforma que permite el acceso público a los datos de anteriores estudios y, además, ofrece también un acceso privado que permite que los grupos hospitalarios participantes en el informe tengan a mano el histórico de sus resultados comparado con la media nacional. Asimismo se les ofrece la posibilidad de comparar los resultados de sus centros entre sí, con la media de su grupo y con la media nacional del RESA.