'El Cid' activa la economía soriana

Nuria Zaragoza
-

El rodaje de la serie de Amazon se deja sentir en los últimos dos meses. El equipo ha ocupado un centenar de habitaciones en momentos puntuales, ha alquilado 23 cuadras, contratado los servicios de empresas sorianas, utilizado gimnasios...

'El Cid' activa la economía soriana - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

El Cid cabalga de nuevo por tierras sorianas pero, en esta ocasión, viene cargado de riqueza y dinamismo para la provincia. 
Hoteles al completo durante dos meses y medio, alquiler de viviendas, ocupación de casas rurales, empresas sorianas contratadas para la ocasión, compra de materiales, alquiler de espacios, construcción de decorados que se quedarán en algunos pueblos sorianos, gastos en restauración y comercios... y a eso hay que sumar los entre 50 y 90 euros netos diarios que ha recibido cada uno de los más de 2.000 figurantes que han participado en Soria en el rodaje. No hay cifras exactas, pero el ‘efecto Cid’ es ya una evidencia. 
El rastro, además, no se ha quedado solo en la capital. Emana a los pueblos que han sido escenarios de la grabación. Almenar, Almazán, Calatañazor, Masegoso... notan ya los efectos de esta experiencia y, lo que es más importante, confían en que en el futuro la estela pueda ser aún mayor, gracias al denominado turismo cinematográfico, ese que se mueve en busca de las localizaciones que ha visto en películas, series o anuncios publicitarios.
'El Cid' activa la economía soriana'El Cid' activa la economía soriana - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.Desde que Amazon Prime Video anunciara que tiene previsto lanzar  en 2020 su nueva serie, con la que pretende llevar a la pequeña pantalla la historia del héroe castellano, Soria no ha dejado de postularse como escenario de rodaje. El esfuerzo ha merecido la pena, porque desde mediados de agosto el equipo de Zebra Producciones, la encargada de llevar a la pequeña pantalla la historia, se ha instalado en la provincia, con todo lo que ello conlleva. Sirvan algunos datos:el Cid cuenta con una producción sin precedentes que abarca más de 4.000 metros cuadrados de decorados, un equipo de más de 200 personas y 11.000 figurantes en total, 2.000 en Soria. 

efecto en la hostelería. El alcance económico que ha dejado esta experiencia audiovisual en Soria se conocerá posiblemente con el tiempo, una vez que Amazon levante el ‘secreto de sumario’ que ha impuesto a todos los agentes que participan en la serie. No es baladí este deseo, el gigante audiovisual tan solo pretende  proteger su serie estrella y evitar filtraciones que puedan llevar al traste el estreno. En Soria han sabido respetar ese sigilo, de ahí que obtener los datos no resulte del todo sencillo. 
No obstante, si hay un sector que se ha visto afectado de forma directa por esta situación y es imposible esconderlo es el de la hostelería. Entre otras cosas, porque hay que alojar a un equipo de producción, técnico, actoral... que en algunos momentos ha llegado a superar el centenar de personas. Desde mediados de agosto se nota ya el efecto Cid en los hoteles sorianos, y se sabe porque la ocupación ha sido mucho más alta de la media y el mercado se ha movido. 
La previsión es que hasta la primera semana de noviembre se mantenga esta situación. A partir de entonces, habrá unos meses de parón ya que el rodaje se traslada a Madrid, pero la idea es que pueda regresar en enero, cuando se afronten nuevas grabaciones y nuevas temporadas. 
'El Cid' activa la economía soriana'El Cid' activa la economía soriana - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.«Según la información que nos han aportado algunos asociados, se está notando bastante en los establecimientos sorianos, sobre todo del entorno de la ciudad. Este tipo de actuaciones es muy positiva además porque es un tipo de cliente que desestacionaliza la ocupación de fin de semana propia de estas fechas (ya que se aloja durante la semana, que generalmente es más difícil ocupar estos meses)», destacan desde Asohtur, la Asociación Soriana de Hostelería y Turismo, desde donde consideran que «se debería apostar por esta línea de trabajo en Soria». 

hasta 60 personas. Desde «la tercera semana de agosto» han registrado una «presencia continuada» de actores, especialistas, técnicos... de la producción en el Hotel Alfonso VIII, donde han llegado a tener «picos» de 60 personas vinculadas a la serie durmiendo en sus instalaciones. El número de habitaciones ocupadas ha ido fluctuando según las necesidades del rodaje, matizan, si bien desde el establecimiento destacan que han sido «dos meses y medio de colaboración con ellos», puesto que la previsión es que estén hasta «la primera semana de noviembre». Admiten que ha supuesto una «repercusión positiva directa» en el hotel pero, también, en otros servicios indirectos como la cafetería o el restaurante, y muestran su agradecimiento por que la productora haya contado con ellos. «Para Soria es un acontecimiento».

el 85% ocupado por ‘el cid’. También el Hotel Alda Ciudad de Soria y el hostal Eras de Santa Bárbara, gestionados por la misma empresa, han notado el ‘efecto Cid’. Eluden entrar en detalles por mantener la privacidad de sus clientes pero reconocen que el rodaje ha tenido«bastante repercusión» en sus establecimientos. Aunque la ocupación ha variado desde que llegaron los primeros clientes «a mediados de agosto», en estos momentos, especifican el 65% del hotel Ciudad de Soria y el 85% del hostal Eras de Santa Bárbara está ocupado por personal vinculado al rodaje. Además, destacan en su caso, «al tener Soria una capacidad hotelera muy limitada y estar llenas las habitaciones gracias a este evento, eso ha hecho que se haya movido el mercado y hayan subido los precios». 
También en el hotel Campos de Castilla la incidencia ha sido directa.  Allí, el equipo de El Cid llegó a principios de septiembre y ha ocupado el 75% del establecimiento hotelero. De las 20 habitaciones con las que disponen, 15 son para ellos, especifican desde el hotel de Las Casas. «Gracias a ellos hemos tenido prácticamente completo todos los días los últimos meses», agradecen, al tiempo que destacan también la incidencia sobre su restaurante y el bar. «Se ha notado en todo y ha sido muy importante para el negocio», subrayan. Allí, concretan, se ha alojado personal técnico y el catering, que viene de Madrid. 
En el hotel Leonor Mirón el «impacto ha sido muy positivo», en el sentido de que «desde finales de agosto hay gente alojada continuamente en el establecimiento». De media, 15 habitaciones (dobles, pero que se ocupaban individuales) han sido ocupadas por el personal del Cid. La cifra, matizan, ha ido variando según las necesidades del rodaje, «desde las ocho habitaciones el día que menos hasta las 20 el día que más». En su caso han alojado al personal de maquillaje, peluquería, atrezzo, técnicos... y el efecto ha sido fundamental sobre el hotel y, en menor medida, en su restaurante, donde «puntualmente han comido o cenado, pero no mucho porque las circunstancias del trabajo eran muy intensas y estaban todo el día rodando». 

14 habitaciones fijas. También en el Parador de Soria ha habido personal de la serie alojado. En concreto, apunta el jefe de recepción, la productora ha contratado  durante los últimos dos meses 14 habitaciones para su equipo, una cifra«importante» ya que, «aunque no son los meses donde más se necesita, gracias a esto se ha conseguido llenar varios días». En su caso, el servicio incluía alojamiento y desayuno. 
Según ha podido saber El Día de Soria, también ha habido parte del equipo alojado en Cadosa y quien ha alquilado alguna vivienda puntualmente. Además, en los pueblos donde se ha grabado, se ha hecho uso de algunas casas rurales durante los días de rodaje. 
El eco de esta superproducción no solo se ha quedado en la hostelería. El catering se ha escapado de Soria y lo asume una empresa madrileña, pero adquieren parte de los productos en los comercios sorianos. Además, es evidente que esas más de cien personas de equipo de producción, técnico, actoral... que prácticamente a diario han estado rodando en Soria han hecho un gasto en negocios de la provincia. 

empresas sorianas. Zebra Producciones ha contado también para algunos trabajos con empresas sorianas. Es el caso de Electricidad LP, quien ha sido contratada para «hacer acometidas de un cuadro auxiliar, quitar líneas de alumbrado, desmontar farolas, cruces de cables...». En resumen, «retirar elementos de iluminación modernos» que podían ser captados por el objetivo y que podían romper la continuidad de una serie que pretende trasladarnos hasta el medievo. El responsable de la firma, 

Mario Lapresta, explica que han trabajado en varios de los escenarios del rodaje (la iglesia de San Miguel de Almazán, el castillo de Almenar...) y agradece, más allá del trabajo, la «experiencia» que les ha permitido vivir.   «Es además una cosa buena para el pueblo porque algunos días hay muchos figurantes, y eso algo genera. Además, cuando se vea la película, algo traerá», confía este empresario adnamantino. 

en el gimnasio. Elia Galera interpretará a la Reina Sancha la Bella en la serie de Amazon Prime Video y, durante su estancia en Soria, ha elegido el gimnasio Spazio Fitness para mantenerse en forma. No ha sido la única, según apuntan desde el establecimiento. «Aquí tenemos cuatro o cinco cámaras que vienen a diario desde hace aproximadamente dos meses. Y luego hay dos o tres actores que vienen esporádicamente, cuando tienen grabaciones aquí y según sus horarios», especifican. 

23 caballerizas reservadas. Trasladarnos a la época del Cid nos obliga a viajar en caballeriza y con carros tirados por bueyes y vacas de la época. En una serie de este calado ninguno de estos detalles se podía pasar por alto y, obviamente, eso también ha tenido su efecto en Soria. 
Desde la Cuadra Antares celebran la llegada de la grabación a Soria por dos motivos, uno económico y otro más emocional. Porque en el último mes la productora ha reservado «23 caballerizas», lo que «ha tenido una repercusión importante en la cuadra», y porque la experiencia les ha permitido conocer de cerca cómo trabajan los especialistas y es«espectacular», destaca Pedro Rioja. 
Teniendo en cuenta que la cuadra cuenta con 60 boxes interiores, la ocupación de 23 era un reto para las instalaciones sorianas. No en vano, «hemos tenido que sacar caballos nuestros para poder meter los suyos», reconoce Rioja. Las exigencias de la productora no eran demasiadas, reconoce, tan solo pedían «disponer de la alimentación que ellos indicaban para los caballos, el mantenimiento de las cuadras, y disponer de espacios para entrenamiento». El propio equipo de especialistas que venía con los animales se encargaba de su cuidado y «colaboraban en todo», agradece el responsable de Antares, que destaca que «eran animales muy muy preparados para las escenas». Vista la experiencia,«todo positiva», confía en que se pueda repetir en el futuro. 
También la Cabaña Real de Carreteros ha participado en la cinta. Lo hicieron durante la grabación en Calatañazor, donde se trasladaron con sus vacas de serrana negra, la autóctona de estas tierras. «Llevamos cuatro vacas y escogieron primero una pero, como les gustó, luego cogieron una segunda», apunta Antonio Martín, quien reconoce que la experiencia fue «impresionante» porque «ambientaron un mercado medieval al detalle. Estaban todos los oficios y nosotros solo echamos en falta el tema de la pez y el botero», apunta de manera anecdótica. Asegura que desde Zebra quedaron encantados con los animales ya que «la vaca serrana dio un toque definitivo» porque «esa raza sí que se identifica con el Cid». Recuerda así Martín que es la bovina autóctona de Soria y que hay constancia de que estaba ya en época romana. Ellos estuvieron un día de rodaje, «desde la siete de la mañana hasta las dos de la tarde» y asegura que ese día habría «cerca de 200 personas en Calatañazor». 
Calatañazor ha sido uno de los escenarios de rodaje en Soria, pero el punto neurálgico es sin duda Almenar, donde se han rodado escenas exteriores e interiores, en su castillo. 

almenar. «Estos meses de otoño normalmente hay poca gente y ahora estamos llenos cuando hay día de rodaje», agradece el alcalde de Almenar, Amancio Gallego, quien considera que la grabación ha tenido efecto al final en los pocos negocios que permanecen abiertos en el municipio y, especialmente, en el bar, donde «todos los días va gente a comer» y algunos actores ocupan habitaciones puntualmente para descansar. «Repercusión económico como tal es difícil porque tampoco tenemos negocio aquí más allá del bar, que ha estado lleno. Pero es indudable que esto supone movimiento y es importante», agradece Gallardo, quien asegura que, de hecho, «los fines de semana ya se está acercando gente para ver dónde se está grabando». 
Es al final l objetivo, y el deseo, de todos los municipios donde se está grabando, que el rodaje sirva de efecto llamada para el turismo en el futuro, «igual que ha ocurrido con Juego de Tronos y los escenarios elegidos en el País Vasco», ejemplifica el edil. De hecho, anuncia, ya se está trabajando para que se pueda reforzar el servicio de hostal en invierno en Almenar y se pueda abrir un nuevo negocio de hostelería en el municipio, confiando en ese efecto llamada. 
Gallardo se muestra feliz con la repercusión que este proyecto está teniendo en Almenar y asegura además que «no nos podemos quejar de nada» en cuanto al trato con la productora. El municipio del campo de Gómara ha sido escenario de rodaje durante «varios días» durante el mes de septiembre y octubre y, según le han informado al regidor, está previsto que ahora el equipo se traslade a Madrid y regrese a Soria el próximo año. «Aquí hay poca gente, se les permite hacer casi todo lo que piden, el turismo que viene no es incómodo, no se les ponen trabas... por lo que creo que para ellos ha sido cómodo trabajar aquí, y para nosotros una experiencia positiva porque ha permitido situar a Almenar en el mapa». 

masegoso. En Masegoso (dependiente del Ayuntamiento de Pozalmuro) el rodaje ha llenado de vida el municipio, donde ahora apenas viven 30 personas, según indica su alcalde, José Esteban. Allí la repercusión ha llegado en forma de gasto para el bar del pueblo, alquiler de una vivienda, movimiento de gente y, sobre todo, de las infraestructuras que construyeron en Masegoso y que se quedarán para el pueblo. «Si por mi fuera, las dejaba porque están muy  bonitas, pero hay que decidirlo entre todos», avisa su alcalde, José Esteban.