Giró homenajea al voluntariado de La Caixa

SPC
-

El director general de la Fundación La Caixa destaca la "la solidaridad, el altruismo y la justicia social" como pilares de la acción de este colectivo que atiende casi a 12.000 personas vulnerables en Castilla y León

Giró homenajea al voluntariado de La Caixa - Foto: ©Tomas Alonso

Los 233 voluntarios de ‘La Caixa’ en Castilla y León organizaron un total de 346 actividades solidarias y llegaron a 11.724 castellanos y leoneses en situación de vulnerabilidad social en 2018, aumentando el número de beneficiarios en cerca de un 20 por ciento. Así se puso de relevancia hoy en el VI Encuentro Anual de la Asociación de Voluntarios de ‘La Caixa’, celebrado en la Casa del Cordón de Burgos.

El acto contó con la presencia del director general de la Fundación Bancaria ‘La Caixa’, Jaume Giró. Al encuentro también asistieron el presidente de la Junta de la Asociación de Voluntarios de ‘La Caixa’, Luis Romeu; y el director territorial de Castilla León y Asturias de CaixaBank, Marc Benhamou, informa Ical

Así, el director general de la Fundación Bancaria ‘La Caixa’, Jaume Giró, manifestó que “la solidaridad, el altruismo y la justicia social son las razones que mueven a los voluntarios de ‘La Caixa’ y agregó que “la sensibilidad social, el interés por luchar contra toda forma de exclusión o injusticia es lo que les ha llevado a dar ese paso adelante e implicarse de forma activa con el voluntariado”.

Por su parte, el director territorial de CaixaBank en Castilla y León y Asturias, Marc Benhamou, destacó que el acto de hoy supone un “reconocimiento a un trabajo no retribuido que supone mucho sentimiento”. “Este trabajo de voluntariado es una combinación entre razón y sentimiento”, apostilló. Asimismo, subrayó que la fundación bancaria es “la tercera fundación por presupuesto a nivel mundial, la primera de la Europa continental, con 520 millones de euros al año de los que dos tercios están destinados a actividades sociales”.

En este contexto, Benhamou relató que España sufrió una “crisis durísima” en los últimos años si bien apuntó que ‘La Caixa’ “ha contribuido a que esta crisis sea más llevadera” para las personas en riesgo de vulnerabilidad ya que, según manifestó, “un aspecto diferencial de la entidad es tener este alma”.

En cuanto al perfil del voluntariado en la Comunidad, señaló que es “muy parecido” al del resto del país. “Es una combinación de empleados en activo pero también es una forma de que los trabajadores que se jubilan tienen un vínculo con la entidad y se convierten en voluntarios tremendamente activos”, definió.

Más de 12.000 voluntarios en 39 delegaciones

El presidente de la Junta de la Asociación de Voluntarios de ‘La Caixa’, Luis Romeu, valoró la labor que se está haciendo y recordó los primeros años y cómo ha evolucionado. “Les doy ánimos para seguir así porque lo que estamos haciendo parece imposible ya que se hace con gente que trabaja y en sus horas libres realiza su labor de voluntariado, lo que tiene un gran valor”, declaró.

En esta línea, precisó que en la actualidad, la Asociación de Voluntarios de ‘La Caixa’ tiene más de 12.000 voluntarios repartidos en 39 delegaciones por el territorio nacional y enfatizó que dentro de Castilla y León “Burgos es el sitio donde más actividades se hace”. Así, relató que “con la fusión con Caja de Burgos, muchos de sus empleados tenían ese sentimiento muy grande de voluntariado”. Finalmente, subrayó la relevancia de los voluntarios en “intentar conseguir los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2030, año marcado por la ONU”.

El presidente de la Delegación de Voluntarios de Burgos, Julio Velasco, resaltó que la Delegación burgalesa “siempre ha sido activa, participativa y solidaria”. “Ha habido un éxito de participación porque han venido todas las delegaciones”, exclamó. El voluntariado burgalés, dijo, está compuesto por más de 160 personas que realizan cientos de actividades a lo largo del año en educación financiera, infancia, salud y personas mayores, entre otras.

1,5 millones de beneficiarios en España

A nivel nacional, el Programa de Voluntariado de la Obra Social ‘La Caixa’ llegó a más de 1,5 millones de beneficiarios en trece años de trayectoria. Todo ello gracias a la labor de 3.754 trabajadores en activo, jubilados de ‘La Caixa’, sus amigos, familiares y clientes, que deciden dedicar de forma regular una parte de su tiempo libre a proyectos solidarios.

En este sentido, en lo que va de año se llevaron a cabo más de 3.460 actividades solidarias de ámbito local, un 39 por ciento más que el año pasado, que atendieron a más de 168.000 personas en riesgo o situación de vulnerabilidad social en toda España, lo que supone que llegaron a un 20 por ciento más de beneficiarios.

La promoción del voluntariado se enmarca dentro del modelo de Banca Socialmente Responsable de CaixaBank que tiene como objetivo contribuir a “una sociedad más justa y con mayor igualdad de oportunidades”. La entidad promueve que sus empleados participen en iniciativas de voluntariado, de manera altruista y solidaria, proporcionando ayuda a los colectivos más vulnerables.

Co-fundada por la Fundación Bancaria ‘La Caixa’, CaixaBank y la Fundación de la Esperanza, la Asociación de Voluntarios de ‘La Caixa’ cuenta con 39 delegaciones de voluntarios de la entidad que abarcan todo el territorio español. Las acciones, ya sean continuadas a lo largo de todo el año como actividades puntuales, se distribuyen en cinco grandes ámbitos de actuación.

Se trata de ‘Pobreza infantil y exclusión social’, para facilitar el desarrollo integral y el proceso de inclusión social de las personas en situación de vulnerabilidad, haciendo especial hincapié en la infancia; ‘Educación financiera’, para jóvenes y adultos en riesgo de exclusión social, con el propósito de acercar conocimientos básicos para un mejor manejo de la economía doméstica, ofreciendo herramientas que favorezcan la toma de decisiones informada y consciente.

En tercer lugar, ‘Salud y personas mayores’, con especial atención a la salud mental, gente mayor y a personas con algún tipo de discapacidad, trabajando por la humanización de la salud; ‘Empleabilidad e inserción laboral de las personas con mayor riesgo de vulnerabilidad social’, con el fin de contribuir a la reinserción social a través del empleo; y en quinto lugar, ‘Acción diversa’, en función de las necesidades sociales detectadas en cada territorio y no enmarcadas en los cuatro ejes anteriores, como son las actividades lúdicas, deportivas, medioambientales o culturales.