Almazán vive con emoción una vibrante Bajada de Jesús

Fernando Orte
-

La ensordecedora traca ha sido el momento cumbre de la procesión, que ha trasladado la imagen del Nazareno hasta su ermita

Emoción, fervor y tradición se han dado la mano esta noche en Almazán, en una vibrante Bajada de Jesús Nazareno que, a las diez en punto, ha hecho entrada en una abarrotada plaza Mayor.

Justo en ese momento ha comenzado la ensordecedora traca y el espectáculo de pirotecnia. El público ha disfrutado y aplaudido al paso de las andas, sobre todo cuando le han dado la vuelta para dirigirse y entrar de espaldas a su ermita.

La traca de 300 kilos de pólvora se ha sincronizado a la perfección con el paso del Nazareno durante los cinco minutos que ha tardado en atravesar la plaza. 

Almazán vive con emoción una vibrante Bajada de JesúsAlmazán vive con emoción una vibrante Bajada de Jesús

El acto, fiesta de Interés Turístico regional, comenzaba las 21.15 en la iglesia del Campanario, donde ha permanecido la imagen desde la Subida hace nueve días. 

Una vez ha vuelto a su santuario, las damas y los peñistas de honor han hecho una ofrenda floral y acto seguido las autoridades han pasado a besar el manto del Nazareno.

En esta ermita permanecerá hasta Miércoles Santo, cuando vuelva a salir en procesión por las calles de Almazán. 

Almazán vive con emoción una vibrante Bajada de JesúsAlmazán vive con emoción una vibrante Bajada de Jesús

 

 

Almazán vive con emoción una vibrante Bajada de Jesús
Almazán vive con emoción una vibrante Bajada de Jesús