Verano negro en las vías sorianas

EDS
-

Soria rompe la tendencia nacional. Crece un 22% la accidentalidad y cierra con cuatro fallecidos

Un fallecido en la N-234 en Torrubia de Soria

La Dirección General de Tráfico acaba de cerrar el verano con la cifra más baja de muertes por accidentes de tráfico en vías interurbanas desde que se empezaron a registrar este tipo de siniestros, en 1960. Según los datos ofrecidos por la DGT, las carreteras españolas se han cobraron 220 vidas durante julio y agosto (igual que en 2014). Es el momento en el que más desplazamientos se producen, con 91,1 millones de viajes, un 3% más que en 2018 y un 16% más que en 2014.
Soria, sin embargo, rompe la tendencia nacional. La provincia ha anotado este verano uno de los datos más drásticos, con cuatro fallecidos en vías interurbanas entre julio y agosto y un incremento de la siniestralidad vial del 22,12% respecto del año pasado. En concreto, en estos dos meses se han registrado en Soria 414 accidentes. Agosto ha sido el mes con mayor siniestralidad, con 229 accidentes, mientras que en julio hubo 185 tráficos, según los datos facilitados por laSubdelegación del Gobierno de Soria. El año pasado fueron 339, 147 en julio y  339 en agosto, de modo que este año son 75 accidentes más este año que en 2018.
6,6 accidentes al día. Establecimiento una media, este verano se han registrado 6,6 accidentes al día en las carreteras de Soria. Sirva un dato comparativo, la media anual ronda los cinco siniestros viales. 
Cuatro personas han perdido la vida en la carretera en los últimos meses. Los dos años anteriores murió una persona, si bien en 2016 se registraron cinco fallecidos. 
El primer siniestro mortal se registró el pasado mes de julio, cuando un vecino de El Burgo de Osma de 45 años falleció en la N-122. Esa misma vía protagonizó un nuevo accidente mortal el 3 de agosto, cuando perdió la vida un varón de 53 años natural de Andorra. Dos días después, el 5 de agosto, un vecino de Barcelona de 65 años moría en la N-234, en el término municipal de Torrubia de Soria. Por último, el 10 de agosto se registraba un nuevo accidente mortal en la SP-P-4178, en Santa María del Prado. Entonces, un motorista madrileño de 52 años perdía la vida. 
Cuando se presentaba la operación salida-retorno del 15 de agosto la jefa provincial de Tráfico de Soria, Francisca Delgado, se pronunciaba al respecto y recordaba que Soria acumula en lo que va de año seis accidentes mortales, de los cuales cuatro eran salidas de vía y dos colisiones frontales, advirtiendo con ello que los siniestros más graves registrados no se pueden vincular directamente al estado de la vía, sino que responden más a cuestiones relacionadas con el causas humanas. 
Desde el año 2000 más de 400 personas han fallecido en las carreteras de Soria. El año más trágico fue el 2000, cuando 72 personas perdieron la vida. Ese año, cabe recordar, tuvo lugar el accidente de autobús de Golmayo donde murieron 28 personas. El pasado año fallecieron trece.