Ágreda retomará este año la obra de la piscina climatizada

EDS
-

El proyecto, cabe recordar, fue iniciado por el PP hace cuatro legislaturas. Cuenta ya con una ayuda de 160.000 euros del IDAE

Ágreda retomará este año la obra de la piscina climatizada - Foto: Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez

Ágreda retoma el proyecto de su piscina climatizada, una obra que fue iniciada hace ya catorce años y que quedó inconclusa. El equipo de Gobierno prevé adjudicar la obra «antes de que finalice el año», de modo que en el próximo 2020 podría haber ya una «solución definitiva» para el proyecto deportivo. Es la previsión que maneja el alcalde de la localidad, Jesús Manuel Alonso, una vez que ha obtenido una subvención de 160.000 euros del IDAE (Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía) destinada a la mejora de la envolvente térmica y la instalación solar de la piscina cubierta. No será suficiente esta ayuda para culminar la inversión que queda pendiente y que ronda el millón de euros, por lo que desde el equipo de Gobierno trabajan en estos momentos en «la búsqueda de la solución más efectiva», pensando «tanto en el proyecto de ejecución como en el coste de mantenimiento posterior de las instalaciones», recalca el regidor agredeño, quien insiste en que de momento «aún no se ha concretado» la actuación a llevar a cabo. Una de las opciones podría ser, reconoce, un modelo similar al que se ha desarrollado en la capital, en el polideportivo de la Juventud, donde se ha optado por una solución intermedia, con una piscina cubierta con compuertas que se pueden abrir parcialmente en verano. 
proyecto heredado. Alonso rememora que heredó esta problemática de sus predecesores. La obra, cabe recordar, fue iniciada hace cuatro legislaturas cuando gobernaba el PP en el Ayuntamiento de Ágreda y quedó sin concluir por falta de financiación y por el incumplimiento de los compromisos adquiridos por las administraciones al respecto. 
«El proyecto inicial contemplaba una inversión de unos cuatro millones, de los que se invirtieron dos. Hacían falta otros dos para finalizar la obra y, cuando llegamos al Ayuntamiento, vimos que no era posible asumir esa inversión tan elevada, de modo que se revisó el proyecto y se consiguió rebajar la previsión de inversión hasta los 1,5 millones. Entonces, nos reunimos con la Junta, estando María Jesús Ruiz [agredeña y ahora en la oposición en el Ayuntamiento de Ágreda, por la PPSO] de vicepresidenta, y se asumió el compromiso de acabar la obra, financiando el 50% la Junta y el otro 50% el Consistorio. Nosotros, con Planes Provinciales, decidimos aportar ese año 375.000 de los 750.000 euros que nos correspondían pero, sin embargo, la Junta no aportó su parte, por lo que la obra quedó paralizada», rememora Alonso sobre el origen de esta problemática. 
Llegados a este punto, y tras años sin avanzar nada el asunto, desde el equipo de Gobierno se ha decidido afrontar la situación y buscar una solución al respecto. Para ello, se optó a las ayudas del IDAE para proyectos singulares, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, consiguiendo los 160.000 euros mencionados. Una vez concedida esta, el equipo de Gobierno se ha puesta a trabajar en la búsqueda de la solución y en estos momentos «se está perfilando el proyecto para decidir realmente qué se va a hacer», indica el alcalde, que repara no obstante que el proyecto estará adjudicado «antes de que finalice el año», porque así lo exige la convocatoria del Ministerio. «En el próximo mes va a quedar definido», garantiza. Queda por concluir cómo se dará continuidad a la obra de cimentación y la parte de cubierta ya ejecutada, pero lo que sí está ya decidido es cómo se invertirá la ayuda obtenida. 
ayuda del idea. La apotación del IDAE va destinada a «la mejora de la envolvente de las instalaciones deportivas en el Complejo Deportivo Fermín Cacho en el que se aloja una piscina cubierta de verano. Para ello, se realizará un aislamiento por el exterior del edificio, así como un aislamiento interior de los muros del sótano, el aislamiento del forjado correspondiente a la zona de la piscina y en contacto con locales no calefactados». La instalación solar térmica transportará la energía generada mediante una bomba centrifuga a un intercambiador de placas, donde se realizará el intercambio térmico y almacenando la energía en dos depósitos de acumulación de 2000 litros cada uno, o distribuyéndose directamente al calentamiento de la piscina a través de otro intercambiador de placas. Dicha instalación tendrá como finalidad principal la de producir el 100% del agua caliente sanitaria necesaria en la piscina cubierta y una vez cubierta esta necesidad, el exceso de energía se empleara en calentar el agua correspondiente al vaso de la piscina. El objetivo de este proyectoe es la eficiencia energética en la edificación y en las infraestructuras y servicios públicos. Esta actuación costará 320.506 y la ayuda concedida es de 160.253. 
La zona deportiva al aire libre está formada por 15.949 metros cuadrados, ocupados por dos piscinas y la piscina climatizada, en construcción.