El Ministerio busca desbloquear el juzgado de El Burgo

Iván Juárez
-

Se espera que la empresa adjudicataria retire una reclamación realizada por no estar de acuerdo en los precios de una de las partidas y se intentará que las obras no se retrasen

El Ministerio busca desbloquear el juzgado de El Burgo - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

El bloqueo que sufren las obras de rehabilitación del edificio histórico de los juzgados de El Burgo de Osma podría solucionarse en apenas dos o tres semanas. El proceso lleva parado varios meses después de que en abril se adjudicarán los trabajos a Cotodisa y, poco después, una de las otras cuatro empresas que concurrieron reclamara el fallo. La subdirección general de obras del Ministerio de Justicia tiene pendiente realizar en breve un encuentro con la empresa adjudicataria y con la reclamante para intentar llegar a un acuerdo.
El subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, se interesó hace escasos días por este asunto y apunta que desde el ministerio quieren evitar a toda costa la «judicialización del proceso que supondría un retraso sine die de las obras». El subdelegado es optimista y adelanta que desde el ministerio le han trasladado la buena disposición de las partes para llegar a un acuerdo por lo que cree que en apenas dos o tres semanas habrá noticias al respecto. Latorre comenta que «teniendo en cuenta que los argumentos del ministerio son más que suficientes para no continuar adelante con la reclamación, espero que se entienda por todas las partes que prima el interés público al interés de una empresa». Igualmente, añade que «si el argumento del ministerio es sólido, la empresa podrá aceptarlo y renunciar a seguir con el proceso de reclamación».
Si la empresa y el Ministerio de Justicia  llegan a un acuerdo, el siguiente paso será firmar el acta de replanteo una vez que está adjudicado el contrato. Las obras comenzarían en el plazo máximo de un mes tras esa rúbrica.
En el peor de los casos, si no hay acuerdo entre el ministerio y la empresa reclamante, las obras en el juzgado de El Burgo de Osma se retrasarían de forma considerable. Supondría una suspensión de proceso, volver a la licitación y una mínima demora de entre 6 y 8 meses de procedimiento administrativo hasta una nueva adjudicación. El subdelegado espera que no se llegue a esta situación, se llegue a un acuerdo y las obras arranquen en el presente otoño.
La empresa reclama por una cuestión de precios de alguna de las partidas en las que no estaba de acuerdo, para el subdelegado son «cuestiones en las que muchas veces los pliegos de la administración se intenta que sean lo más completos posibles pero siempre hay alguna falla que utiliza alguna empresa para hacer algún tipo de reclamación». 
Cotodisa Obras y Servicios resultó en abril la adjudicataria de los trabajos con un presupuesto de 861.669 euros y un plazo de ejecución de 14 meses. Inicialmente, las obras deberían estar finalizadas en el verano de 2020, pero este proceso retrasará la conclusión de la intervención como mínimo hasta el arranque de 2021, en el mejor de los escenarios. Fue hace más de una década cuando en el gobierno central se empezó a hablar seriamente de la necesidad de rehabilitar este este edificio.
Los servicios del juzgado ya se trasladaron en marzo de 2018 a un local de la terminal de autobuses burgense, una cesión que arrancó administrativamente en el año 2015. Para adaptar las instalaciones provisionales se destinó una partida de 120.000 euros, con ellos habilitaron en planta baja  los servicios al público, tales como el registro civil y también la sala de vistas o el Instituto de Medicina Legal. En la primera planta están los despachos del juez, el secretario judicial y el resto de funcionarios.
Los juzgados de El Burgo eran en el siglo XIX una prisión y necesitanuna reforma seria para seguir ofreciendo el servicio. Sin tocar la estructura se tratará de hacer prácticamente un nuevo edificio por dentro que solucione los problemas que ahora sufre como la instalación eléctrica, la calefacción y otros muchos.En los últimos años los juzgados de El Burgo de Osma han dado algún que otro sobresalto a los vecinos y sobre todo a sus propios trabajadores. En el año 2007 desde Comisiones Obreras alertaron del estado del edificio y pidieron la reforma del mismo ante las grietas que presentaba.