Tras los pasos del Cid sobre ruedas

EDS
-

En torno al legendario Rodrigo Díaz de Vivar, una empresa de San Esteban de Gormaz impulsa una vía deportiva y cultural: 1.500 kilómetros por ocho provincias

Tras los pasos del Cid sobre ruedas

San Esteban de Gormaz cuenta con una nueva iniciativa turística que, desde la comarca de la ribera soriana, quiere dar servicio al Camino del Cid. Se trata de una ruta que atraviesa 1.485 kilómetros por las provincias de Burgos, Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante. Ferrebike Mío Cid, con sede en la misma calle Mayor, ofrece la gestión integral de toda la ruta en bicicleta, ocupándose del desplazamiento, el acompañamiento, las comidas, el alojamiento y todo lo que implica en sí una aventura de estas características teniendo en cuenta que el Camino del Cid es un itinerario turístico cultural que atraviesa España de noroeste a sudeste y sigue las huellas literarias e históricas de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador.
La iniciativa no es más que un paso adelante natural en la trayectoria personal y laboral de Jesús de Gregorio, Harry, que junto a su hermana gestiona Ferrebike Mío Cid. Como alumno del Colegio Público Virgen del Rivero de San Esteban de Gormaz completó numerosas ediciones de la emblemática ruta de las bicicletas que cada año se organizaba junto a la Escuela Hogar con Vidal Lamata y Evaristo Lapoza al frente. De alumno que pedaleaba pasó a colaborador que ayudaba en la organización; y ahora, con su negocio de alquiler de bicicletas, se pone el maillot para profesionalizar una pasión a la que lleva dedicando décadas. Fusiona las dos ruedas y la historia del pueblo con el Cantar del Mío Cid como referente. 
El Consorcio del Camino del Cid se puso en contacto con Ferrebike para anunciar que eran muchos los turistas extranjeros que se interesaban por la ruta y que estaría bien contar con un respaldo de este tipo. Jesús  de Gregorio reconoce que cada vez son más los que se animan a realizar este trayecto que se ha convertido en un camino muy interesante. «Es espectacular, ya la hemos hecho cuatro veces y la gente nos dice que lo que más gusta es la zona de Burgos, Soria y Guadalajara», explica. Realizan una gestión integral de la ruta en las etapas que se elijan y como lo quieran hacer, por lo que diseña en función de las necesidades del cliente.
A día de hoy cuentan con 4 bicicletas eléctricas y 8 convencionales de BTT de diferentes medidas para poder adaptarse al cliente. Ya han contactado con varios establecimientos de restauración de Burgos y Soria para poder cerrar las comidas en ruta y están trabajando en Guadalajara aunque la idea es poco a poco ir contactando hasta Valencia.  Con apenas una semana de antelación se puede organizar una ruta de este tipo a la medida del cliente. El consejo desde Ferrebike es aprovechar el otoño, una estación que ofrece estampas de colorido espectacular durante el recorrido, aunque tampoco dejan de lado la primavera y el verano aprovechando las primeras horas del día.
EL CONSORCIO. La figura del Cid y el cantar que rememora sus andanzas tienen un gran predicamento en San Esteban de Gormaz. Un gran mural del Campeador flanquea desde hace años el histórico puente sobre el Duero y llena de orgullo a sus habitantes. En el año 2002 se constituyó el consorcio que agrupa a las diputaciones implicadas y tiene como objetivo la definición, la dinamización, la divulgación cultural y la promoción turística de sus tierras. 
En su labor de difusión se convocan varios concursos, como el de vídeos que ahora está vigente y que quiere dar a conocer los pueblos, lugares y tradiciones existentes en este itinerario turístico-cultural. Hasta el 16 de octubre se pueden presentar los originales con una duración máxima de 60 segundos y estilo libre, con el fin de poder dar a conocer aquel recurso, elemento o situación vinculada al Camino.