Marta Pérez mira a Doha con ambición

Sergio Recio
-

La atleta soriana sigue siendo una fija en las citas internacionales y busca meterse en semifinales del 1.500 para después soñar

Marta Pérez mira a Doha con ambición

El pasado 15 de agosto Marta Pérez paraba el crono en 4:05.85 en la localidad polaca de Szczecin. Este tiempo confirmaba a la soriana que estaría nuevamente en una cita internacional, en este caso en el Mundial de Doha. Una vez más conseguía en el 1.500 hacer de algo extraordinario una rutina, estar con las mejores tras el Europeo del año pasado o el propio Campeonato del Mundo de 2017, «a la hora de planificar la temporada es objetivo ahora es siempre estar en la gran cita del año, es algo que ahora se da por sentado pero es que mi preparación va enfocada a eso», comenta Marta Pérez. 
Una atleta más madura y competitiva en cada carrera mira ahora a Doha con el objetivo de «llegar a semifinales, dar un pasito más respecto a Londres y a partir de ahí ya veremos qué sucede». Llega la hora de la verdad para la atleta soriana que ya es una de las fijas en cualquier cita internacional de élite.
La marca. Todo comenzaba un 19 de junio, fecha algo más tardía de lo habitual pero lógica teniendo en cuenta que el Mundial era en octubre. En Roma, Marta Pérez se quedaba a 67 centésimas de la mínima para Doha. Hasta ese 15 de agosto han sido dos largos meses, «me hubiese gustado hacer la marca antes pero no salió. Tuve un mes en el que no salían las carreras como esperaba», citas en las que llegaba a correr en 4:11. «Es un poco más tarde de lo que, me había planteado pero lo importante es que lo he conseguido y que estoy  de nuevo en el Mundial».
En Polonia también lograba la mínima Esther Guerrero, su gran rival en este 2019 y que poco después se proclamaba campeona de España, «ella fue mejor en esa carrera pero si analizamos la prueba respecto a mis referencias, hice las cosas bien. Simplemente allí me ganó», afirma Marta Pérez. Un análisis de esa cita que va con la visión optimista de la soriana en todo momento, una manera de interpretar el atletismo que hace que afronte el Mundial con mucha ambición, «tengo que llegar allí a demostrar que este era el objetivo más importante, que la planificación iba encaminada a esto». Y llega en el momento adecuado, «hemos trabajado mucho y quiero pasar la eliminatoria y estar en semifinales. A partir de ahí luchar, aunque sé que la final es muy difícil porque hay varias rivales por debajo de los cuatro minutos ». La primera fecha será el 2 de octubre, a partir de ese momento todo puede pasar en un año previo al otro gran objetivo de Marta Pérez.
Juegos Olímpicos. Si echamos la vista atrás y analizamos los últimos veranos. Marta Pérez ha ido pulverizando su marca personal hasta este 2019, «estaba claro que cuando estás al límite bajar la marca es más difícil y tienes que conseguir que todo vaya rodado. Cuando en una temporada ya hay algo que no va perfecto ya no sale tan bien para lograrlo».
Pero que algo quede bien claro y que no se olvide nadie de un dato muy importante, la soriana lleva varios veranos con el tiempo necesario para Tokio, «con mi marca de 4:04 de 2018 o el 4:05 de esta temporada sería mínima olímpica, con estar en mis números me bastaría». Y si miramos a la otra exigencia federativa del ranking, «ahora mismo también estoy dentro. Si los Juegos Olímpicos de Tokio fuese la semana que viene estaría en ellos».
Marta Pérez tiene el nivel y la calidad suficiente para estar en Tokio, pero primero quiere demostrarlo en el desierto. Doha ya espera.