Río Duero Soria, aires de juventud y talento

Sergio Recio
-

El Río Duero Soria afronta una nueva temporada con una renovación de plantilla con hasta siete fichajes. El club también cambia la manera de entrenar con una pretemporada más dura

Río Duero Soria, aires de juventud y talento - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

La temporada pasada el Río Duero Soria culminaba la temporada logrando la salvación en la penúltima jornada. Año horrible para los celestes que aspiraban a estar entre los mejores. Todo lo que pudo salir mal acabo peor y la entidad ha afrontado una renovación de plantilla y una apuesta superior por la juventud y el talento nacional. Ahora las expectativas se vuelven a disparar, lo dice Manuel Sevillano, «las sensaciones en pretemporada han sido perfectas e inmejorables desde el primer día». 
mejor preparación. A Manuel Sevillano la temporada pasada le costó varias noches de desvelo. No daba con la fórmula para conseguir regularidad en su equipo. Por este motivo este año ha decidido hacer mucho cambios, el primero en la manera de afrontar la pretemporada, «no es que sea más dura que otras. El trabajo físico es similar, pero desde el comienzo hemos añadido el juego y las bases para afrontar los partidos».
 Más tiempo para conseguir ser competitivos desde el primer día, «se aprende mucho más de los malos momentos y por eso ahora tenemos que afrontar nuevos retos de manera diferente, desde el primer entrenamiento hasta el último detalle de la plantilla». Para cumplir con los objetivos se ha optado por la juventud y el talento. Siete incorporaciones entre las que hay nombres tan importantes como Augusto Colito, llamado a liderar el ataque, o Albert Graells, de regreso tras un año en Barcelona, «el perfil del jugador que buscamos es siempre el mismo, juventud y talento, gente que está comenzando una carrera profesional y su disposición desde el primer día es aprender y darlo todo por el equipo y el club».
Futuro que se traduce en nombres como el de Esteban Villarreal, reciente bronce en el Sudamericano Sub-21 con Chile, o Pepe Villalba, una de las promesas de futuro nacionales más prometedoras, «con estos nombres más los casos de Juanfran y DaniMartín que vienen de la cantera, tenemos un equipo completo y una actitud positiva desde el primer día».
Los objetivos son dos, pero el primero es muy inmediato, estar en la Copa del Rey, «nos la jugamos a 11 partidos y no podemos permitirnos fallos en el comienzo». Vecindario e Ibiza son los dos primeros escollos, «partidos complicados que si sacamos adelante nos ayudarán mucho a lograr esa clasificación». Respecto a la Superliga, valdrá estar entre los ocho mejores, nuevo playoff en el que buscarán estar en la zona media de la tabla.