Ayuno y rezo durante el Ramadán

Ana Pilar Latorre
-

El inicio del mes sagrado depende del calendario lunar y del calendario árabe, que establece este año como el 1440. Concluirá a principios de junio con una celebración conjunta en las mezquitas

Ayuno y rezo durante el Ramadán - Foto: [Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugenio Gutiérrez M

La Comunidad Islámica de Soria celebra desde esta semana el Ramadán de 1440, «según el avistamiento del creciente seguido por la mayoría de países», es decir, el calendario lunar. La Comisión Islámica de España ha felicitado a los musulmanes a través de un comunicado, pidiendo a la vez al altísimo «ayuda para ayunar durante los días y rezar durante las noches con el fin de lograr la satisfacción de Al-lah y que reine la paz en todo el mundo». Arranca, de esta manera, el mes sagrado de los musulmanes, 30 días de ayuno y oración para acercarse a Al-lah y purificar los pecados que se hayan podido cometer en el último año.
No hay una fecha fija, ya que el inicio del mes del Ramadán depende de la luna y del calendario árabe que nos sitúa en el año 1440. El Ramadán coincide con la fecha en la que el Profeta Mahoma recibió la primera revelación del Corán, el libro sagrado de los musulmanes que, entre otras muchas cosas, establece los limites en las relaciones entre individuos y entre el individuo y la comunidad. Durante el Ramadán, los musulmanes deben cumplir con el ayuno o sawn, uno de los cinco pilares del Islam, considerado como un método de auto-purificación por el que aprenden a tener fuerza y paciencia y, por lo tanto, a conocerse a sí mismos, informa Europa Press. 
De este modo, este mes sagrado tiene, además de una función religiosa, una sanitaria (purifica el cuerpo), mental (fortalece la voluntad) y moral (hacer comprender lo que sufren las personas privadas de alimento), según explican desde la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide).
comer por la noche. Anouar Nassar, secretario de la mezquita de Soria y presidente de la asociación sociocultural Assalam-La Paz, concreta que aproximadamente unos 3.000 musulmanes celebran el Ramadán en la provincia, en las comunidades de la capital, Ágreda, Almazán y otras poblaciones. Se trata de «un mes de ayuno y oración durante el que del alba a la puesta de sol no se puede comer, beber y mantener relaciones sexuales. Se reza por las noches y se come a partir de las nueve o las diez. A la una y media se hace el último día de la jornada, que es más largo». Lo hacen «todas las personas que se vean capaz de hacerlo, salvo excepciones como ser enfermo crónico o mujeres embarazadas o en periodo de lactancia», que tendrían que aportar una limosna diaria, de en torno a tres euros por lo que cuesta una comida, a los más necesitados. En el caso de los niños, suelen comenzar cuando van siendo más mayores y pueden aguantar el ritmo de este mes sagrado. Cuando termina el Ramadán (este año el cuatro de junio), se celebra una fiesta de ruptura del ayuno. «En los países árabes es tradición ese día ir a comprar ropa, tanto niños como mayores, pero aquí como se compra ropa todo el año lo que se hace es juntarnos las familias en la mezquita», apunta Anouar Nassar.
A los dos meses y diez días del final del Ramadán, también dependiendo del calendario lunar, tiene lugar la Fiesta del Cordero. Se acude al matadero y cada familia compra el suyo una vez sacrificado para cocinarlo en su casa. Tras haber avanzado en el tema del cementerio, al lograr la cesión de una parcela para enterramientos musulmanes, ahora se trabajará en poder realizar el sacrificio del cordero a nivel particular, siempre con los controles sanitarios e higiénicos necesarios para tal fin. 
assalam-la paz. En cuanto a las actividades de la asociación Assalam-La Paz, creada hace un año desde Soria con ámbito regional para fomentar entre los más jóvenes la correcta interpretación del Islam y alejada del radicalismo y también para mostrar la cultura musulmana a la sociedad soriana, se celebró una jornada que contó con la participación de numerosos jóvenes musulmanes de la provincia. Anouar Nassar explica que ahora hay previstas más actividades en la mezquita y también una salida a Herreros, donde se organizarán charlas y actividades con la participación de chicos y chicas de este colectivo. 
Igualmente, en septiembre u octubre, como se organizó el año pasado en Ágreda, se viajará a Gormaz en las jornadas Siguiendo las huellas del Islam para hacer hincapié en la convivencia entre las culturas árabe, cristiana y judía en aquella localidad. «Convivencia, tolerancia, paz y respeto» son los fines que se persigue esta asociación ligada a la Comunidad Islámica de Soria. Una de las principales demandas de esta asociación de reciente creación es el uso de instalaciones para poder organizar actividades con los jóvenes que pertenecen a ella, como charlas y convivencias.