Macron bajará impuestos y subirá las pensiones

Agencias
-
Macron bajará impuestos y subirá pensiones - Foto: IAN LANGSDON

El presidente galo promete cambios sustanciales en materia fiscal para ayudar a las clases medias y con el objetivo de conseguir un proyecto nacional «más justo y más humano»

 

Con varios días de retraso -estaba prevista su comparecencia el pasado día, pero tuvo que ser cancelada por el incendio en Notre Dame-, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, confirmó ayer lo que era ya un secreto a voces: que bajará varios impuestos y subirá las pensiones más bajas, unas medidas que toma su Gobierno en respuesta a las protestas de los chalecos amarillos en el país, que se suceden desde el mes de noviembre. El mandatario, eso sí, especificó cuáles eran las reformas que se llevarán adelante y que han sido consultadas previamente en un gran debate nacional con la sociedad civil.
Así, confirmó que prevé disminuir el impuesto sobre la renta para los trabajadores, al tiempo que pretende vincular las pensiones más bajas con la inflación.
En una rueda de prensa, Macron defendió la necesidad de «trabajar más» para compensar el descenso de gravámenes y la reducción del gasto público. «Nuestro proyecto nacional debe ser más justo y humano», agregó.
«En torno a 5.000 millones, pienso que estaría bien», aseguró sobre la bajada que desea en el impuesto sobre la renta, aunque dejó en manos de su Gabinete precisar el montante, y añadió que esta rebaja se financiará en parte con el fin de algunas exenciones fiscales que benefician a las empresas.
Respecto a las pensiones, su intención es que el mínimo para las contributivas quede por encima de los 1.000 euros. Abogó también por alargar el período de cotización para los trabajadores, aunque no por retrasar la edad legal de jubilación.
Asimismo, el dirigente conservador enumeró otros objetivos para el resto del mandato, como una reforma constitucional que permita una descentralización «diferenciada» o la reducción del número de parlamentarios.parlamentarios y la introducción de un porcentaje de proporcionalidad en la Cámara Baja.