Trump ironiza con la situación de la inmigración ilegal

Europa Press
-

El líder estadounidense asegura que los migrantes irregulares viven "mucho mejor" en los centros de detención norteamericanos que en sus países de origen y aconseja "no vengan" si están descontentos con la reclusión

Trump ironiza con la situación de la inmigración ilegal - Foto: Leah Millis

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este miércoles que los migrantes que entran de forma ilegal en el país y se encuentran en centros de detención, viven "mucho mejor" ahora que cuando estaban en sus países. "Muchos de estos extranjeros ilegales están viviendo mucho mejor ahora que de donde ellos vienen y en condiciones más seguras", ha indicado el mandatario a través de su cuenta en la red social Twitter. "Si los migrantes ilegales no están satisfechos con las condiciones en los centros de detención que han sido construidos rápidamente. Dígales que no vengan. ¡Todos los problemas resueltos!", ha manifestado. 

El gobernante respondió así a la ola de críticas que ha afrontado su Administración a raíz de las condiciones de los centros a los que son llevados los inmigrantes detenidos por las autoridades tras entrar ilegalmente a EEUU o en los que permanecen quienes aguardan respuesta a su solicitud de asilo.
Trump también ha señalado a los demócratas que si quieren cambiar la situación deben "cambiar las leyes de inmigración", algo que ha asegurado que es "muy fácil de hacer". "Si realmente quieren arreglar la crisis en la frontera, tanto humanitaria como de otro tipo, dígale a los migrantes que no entren en nuestro país a menos que estén dispuestos a hacerlo legalmente y, con suerte, a través de un sistema basado en el mérito", ha subrayado el mandatario. "¡De esta manera no tenemos ningún problema!", ha añadido. 
El presidente estadounidense ha aplaudido el trabajo de los agentes de la Patrulla Fronteriza y ha recalcado que "no son trabajadores del hospital, médicos o enfermeras". Además, Trump también ha agradecido a México por sus esfuerzos y ha afirmado que el país sudamericano está haciendo un trabajo "mucho mejor" que los demócratas en la frontera. 
La situación de los centros a los que son conducidos miles de inmigrantes ha quedado bajo la lupa después de que trascendiera un informe de un grupo de abogados que visitó una instalación en Texas en la que permanecían menores inmigrantes no acompañados y se denunciara que los pequeños vivían en condiciones insalubres. Citando datos de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, el Ministerio mexicano ha indicado que 100.037 migrantes fueron detenidos en la frontera entre ambos países en junio, frente a los 144.2778 en mayo, incluidas personas que aparecieron en puertos de entrada y fueron considerados inadmisibles. Cada año miles de migrantes, en su mayoría de El Salvador, Guatemala y Honduras, huyen de la violencia y pobreza en casa y, atravesando México, emprenden una larga y peligrosa travesía en busca del tan ansiado sueño americano.