Escenario político abierto en El Burgo

Sandra de Pablo
-
Escenario político abierto en El Burgo - Foto: [Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez; Eugenio Gutiérrez

La vuelta de Pardo a la escena política podría restar votos a la candidatura popular de Miguel Cobo (PP) e inclinar la balanza hacia el PSOE, con Martín Navas a la cabeza. Si no hubiera mayoría, se abriría en la localidad un escenario de pactos

El Burgo de Osma afrontará el 26 de mayo unas elecciones municipales realmente novedosas en varios aspectos. La vuelta de Antonio Pardo a la política con la Plataforma del Pueblo Soriano (PPSO), la consiguiente revolución que provocó en el PP a nivel local, la candidatura del PSOE tras una legislatura al frente de la Diputación Provincial y la consolidación de la lista de Ciudadanos, que en los comicios nacionales obtuvo el 18,21% de los votos locales, dibujan un curioso escenario. Unas circunstancias que se están dejando notar en el pueblo en los últimos meses. Los comentarios y los corrillos sobre los nombres que iban a integrar cada una de las listas eran constantes y ahora han dejado paso a los hipotéticos pactos entre los unos y los otros ante la posibilidad de que no se logre una mayoría absoluta por primera vez en décadas.
El descenso poblacional también tendrá efecto en estas elecciones. Por primera vez, once concejales y no trece compondrán la Corporación burgense después de la caída por debajo de los 5.000 habitantes que sufrió la localidad hace meses. Entre esos once futuros concejales habrá muchas caras nuevas; tan solo seis de los trece ediles actuales repetirán en alguna de las candidaturas. 
Un total de 48 personas conforman las listas y solo repiten con respecto a la anterior legislatura Martín Navas, María Jesús Abad e Isaac Izquierdo, por el PSOE; Eduardo de Simón, por Ciudadanos; y Elías Alonso y Marcelino Romero, que en este caso dejan el PP para engrosar las filas de la PPSO de Pardo. Especialmente significativo es el caso de la candidatura del PP, que no cuenta entre sus candidatos con ninguno de los concejales que en los últimos cuatro años formaron parte de su bancada. 
el regreso de pardo. Antonio Pardo Capilla, esta vez cabeza de lista de la PPSO, volverá a verse las caras en unas elecciones con Martín Navas Antón, del PSOE. Un capítulo más en una rivalidad que arrancó cuando el primero era alcalde por el PP y el segundo candidato de Ides. Su último enfrentamiento directo en las urnas se remonta al año 2011, cuando el PP de Pardo obtuvo 1.585 votos, el 58,42% del total, y Navas, con Ides, logró 667, el 24,59%. Después de esa legislatura, Pardo se retiró de la política en 2015 y Navas se integró en las filas del PSOE, logrando como cabeza de lista 955 votos, el 37,22%, frente al 51,95% de Jesús Alonso, con el PP. 
Navas espera buenos resultados para el PSOE después de lo visto en las elecciones nacionalese cree que no habrá mayorías absolutas y que después tendrá que primar el entendimiento. El candidato socialista apuesta por un programa asequible con proyectos que se puedan hacer realidad de forma inmediata a por «agilizar el centro de salud ahora que el PSOE va a gobernar en la Junta con Tudanca».Pardo tiene altas expectativas para estos comicios, asegura que «salimos a ganar, creemos que tenemos experiencia y capacidad para ello», considera que es prematuro hablar de posibles pactos post electorales pero reconoce que las mayorías absolutas serán difíciles. El candidato de la PPSO anuncia que no se presentan para hacer cosas cotidianas, sino para romper esquemas, aportar ideas innovadoras y reorientar las situación en El Burgo.
El PP estrena candidato con Miguel Cobo, al que acompaña una lista también renovada, fruto de unos meses convulsos tanto a nivel local como provincial. El Burgo de Osma y toda su comarca han sido la zona caliente en el enfrentamiento de los últimos años entre Antonio Pardo y la Dirección del partido. Concejales electos y diputados provinciales, como el teniente de alcalde Elías Alonso, dejaron las filas del PP, manteniendo sin embargo sus cargos en los ayuntamientos, una crisis con la que tuvo que lidiar el actual alcalde, Jesús Alonso, que abandona la vida política. Cobo apunta a que en un escenario con cuatro partidos «estas elecciones será muy complicado lograr una mayoría absoluta». Los populares aún no se plantean las posibles quinielas de pactos pero, de llegar a esa situación apostarían por aquel partido con el que lleven más puntos en común en su programa.Está por ver cómo se refleja en las elecciones municipales el ascenso de Ciudadanos. En los comicios nacionales alcanzó 520 votos, una subida muy importante comparada con los 285 votos que logró en 2016. Eduardo de Simón subraya que «ya estamos en el Ayuntamiento y creemos que esta legislatura se notará aún más».