El Barça ratifica su hegemonía

EFE
-

El conjunto azulgrana se proclama campeón de la Copa del Rey ante el Jaén (5-2), sentenciando la final en el último minuto del partido

El Barça ratifica su hegemonía - Foto: Mariano Cieza

El Barça Lassa firmó una gran remontada (5-2) este domingo ante el Jaén Paraíso Interior para repetir título y levantar su sexta Copa del Rey, en una final igualada celebrada en el Quijote Arena de Ciudad Real, que se quedó el cuadro catalán en una gran segunda parte y con la actuación destacada de Ferrao y Dyego. 
Como el año pasado en Cáceres, el cuadro culé volvió a imponerse a los andaluces en la final, a los que se le resiste la copa. Ni siquiera un 0-2 al descanso y el aroma de buenos recuerdos del pabellón manchego le funcionó al Jaén. El Barça culminó su remontada a 20 segundos del final, con un tacón de fantasía de Ferrao, y otros dos goles engordaron un marcador que no reflejó la igualdad y el trabajo del partido. 
Los de Dani Rodríguez sujetaron, en la medida de lo posible, el potencial ofensivo del defensor del título y aprovecharon sus ocasiones mostrando también mucha calidad. Del intercambio inicial de llegadas, Jaén golpeó por medio de Carlitos, que fusiló con la zurda una falta pisada por Mauricio. El Quijote Arena cantaba ya el "sí se puede", con mayoría amarilla en las gradas, cuando Campoy se guisó el 0-2 con un robo a Dyego y un balón picado con maestría por encima de Dídac. 
La final entró en trance, con llegadas en ambas porterías, un palo de Ferrao y otro de Carlitos pero el Barça no logró recortar hasta la reanudación. La segunda mitad comenzó más del color azulgrana, con las ocasiones en una sola dirección. Boyis recortó (1-2) tras un buen pase de Dyego, en una mejora ofensiva de los de Plaza que cargó de cinco faltas al rival en nueve minutos. Dyego se echó el equipo a la espalda y ganando la línea de fondo dio el 2-2 a Ferrao. 
La dupla de oro culé encerró a un Jaén que tuvo la suya por medio de Giasson, pero Espíndola siguió siendo providencial, parando todo, incluso un doble penalti y su rechace a Lozano. Ferrao terminó haciendo campeón a su equipo con un taconazo que puso el 3-2 a 20 segundos del final. Marcenio y Adolfo aprovecharon el pesar amarillo para firmar otros dos goles con el tiempo casi cumplido.