APUNTES

Pedro Calvo Hernando

Escritor y periodista


Panorama desde Ramón Espinar

"Está roto en pedazos", dice de Podemos Ramón Espinar, uno de los fundadores y de los antiguos íntimos de Pablo Iglesias. La gran batalla es averiguar quién o quiénes tienen la razón en las acusaciones de culpabilidad por la desastrosa situación y la caída de aquella tremenda ilusión de hace cinco años, a raíz de la instalación de Podemos en el Parlamento Europeo. Ese esfuerzo de averiguación no tiene demasiado sentido, pues me parece que todos sus dirigentes han tenido y tienen la culpa de lo sucedido. El consuelo sería decir que al mismo tiempo todos ellos podrían cooperar para un proceso de recuperación que llevase a Podemos al retorno a su primitivo esplendor, por no existir razones de gran peso que lo impidan. Pero aquí entra lo de la flaccidez de la naturaleza humana. 
Espinar ha dicho también que Podemos era un partido y ahora son tres. ¿De verdad son tres o son treinta? La obviedad ahora ya muy repetida es la necesidad de un proceso de refundación. Eso ya se vio claro a raíz de la espantada de Iñigo Errejón cuando su acuerdo con Carmena. Sí creo que esa espantada ha sido no el origen pero sí la oficialización del inicio de un camino hacia el desastre si no se ponen remedios inmediatamente. Pues bien, es posible que todavía estén a tiempo de poder rectificar. Da un poco o un mucho de vergüenza ver cómo han caído en los comportamientos de todos los partidos, cuando tanto presumieron precisamente de lo contrario, afirmando que ellos eran otra cosa. 
Quizá eran otra cosa, pero menos de lo que afirmaban. Si muchos ahora se empeñasen en despedir a Pablo Iglesias, centrando en él la culpa de los males, seguramente se equivocarían, pues es claro que es lo que más vale de todo el conjunto y que su despido sería la culminación de todos los males. Pero haría falta un examen de conciencia, un dolor de corazón y un propósito de enmienda de todos, empezando por Iglesias, claro. Me parece que es Paco Marhuenda, nada sospechoso de podemita, quien ha dicho que Iglesias ha demostrado que es capaz de recuperarse y seguir adelante. Yo añado que algo corregiría su culpa por haber facilitado a Pedro Sánchez recuperar terreno a costa de Podemos. 
Pero quién sabe si no es entre todos quienes han facilitado un poco las cosas a Vox, aunque al fin haya resultado una operación un tanto fallida y que tal vez se concrete más en una mayor debilitación de la derecha, convertida en un nido de grillos que a quien favorece es a Pedro Sánchez y su PSOE, sobre todo por esa manía de los insultos de los dirigentes de Cs y sobre todo del PP en las semanas previas a las generales especialmente. Estas cosas se vuelven a menudo contra los que agreden y me parece que en esta tesitura así ha ocurrido o está ocurriendo. Sánchez y el PSOE son los menos atacados por sus antagonistas, ¿Milagro? Me parece que no. 
Enseguida va a comenzar la nueva Legislatura que durará previsiblemente los cuatro años. Tiempo que se presume de cierta tranquilidad, mayor aún si el conflicto catalán se va normalizando tal vez como indican las conclusiones finales del juicio del procés, cuya conclusión más visible es que el derecho a decidir no existe y la fiscalía con su informe final de que el 1-O fue un intento de liquidar la Constitución empleando la violencia. 
Cuatro años para recuperar el tiempo perdido, también en el terreno económico y social, a lo que ayudará insistir en el camino que parecen marcar los últimos datos del paro y del empleo, que nos acercan a las cifras anteriores a la crisis última. Porque me parece que ya hemos sufrido bastante en estos últimos años y en todos los terrenos. Que lo tengan en cuenta los que no sufren nada porque son privilegiados de la fortuna y parece que no tienen en cuenta a los que no lo son.  



Las más vistas