scorecardresearch

"El nuevo decreto de la artesanía nos engancha al futuro"

P.V.
-

Miguel Ángel Tapia Palomo, imaginero vallisoletano que trabaja desde su taller ubicado en Viana de Cega, preside desde hace años la Federación de Organizaciones Artesanas de Castilla y León que impulsa actualmente cambios en el sector

"El nuevo decreto de la artesanía nos engancha al futuro"

La artesanía de Castilla y León afronta un momento clave con nuevas oportunidades gracias a la tecnología y la regulación de todas estas actividades con un nuevo decreto regional. El presidente de la Federación de Organizaciones Artesanas de Castilla y León (Foacal), Miguel Ángel Tapia, analiza la situación actual del sector y su futuro.

¿Cómo ha afectado la actual crisis sanitaria por la covid-19 al sector de la artesanía en la Comunidad?

A nivel, incluso nacional, hemos sido de los primeros en abrir ferias y mercados en el sector artesano. Empezamos a finales de junio con una feria en Soria casi en plan experimental pero con todas las medidas anticovid y resultó bien. A partir de ahí hemos seguido todo el circuito de ferias que veníamos organizando en los años anteriores y solo el Ayuntamiento de León ha sido el único que no ha cedido a continuar con la feria para las fiestas.

El sector artesano de Castilla y León no solo son las ferias. Los demás tenemos otros talleres que trabajamos otro tipo de productos y en otro sistema de ventas, como el ‘online’ porque los artesanos ya nos estábamos poniendo a la altura para tener ese sistema. La mayoría de los artesanos ya tienen página web. Acabábamos de salir de la crisis anterior, ya se había hecho una selección natural de productos de venta, se habían tomado medidas y no hay un nivel de porcentaje alto de talleres que hayan cerrado, por lo general todos continúan y se han ido adecuando a la situación económica.

¿Cuántas personas se dedican a este sector en Castilla y León?

Entre 6.000 y 7.000 artesanos trabajando y produciendo en sectores tan diferentes como es el textil, la decoración, la construcción, el teatro, escenografías, música... Es tan amplio que en cualquier cosa que te puedas fijar puede haber detrás artesanos en unas disciplinas que pasan desapercibidas. Desde Foacal estamos potenciando dar visibilidad a esos trabajos. Lo que más conocimiento tiene la gente son las ferias, pero eso está entre un diez y un 20 por ciento de la artesanía de Castilla y León.

¿Os ha perjudicado la limitación de actividades por la pandemia?

La mayoría de los talleres se están salvando con la venta ‘online’. A día de hoy, el taller que tenía sus productos ya contratados antes de la pandemia están saliendo. El tema cultural si puede ser el más afectado pero no tenemos conocimiento de que haya una gran cantidad de talleres que se hayan dado de baja por el problema de la pandemia.

¿Se va a continuar apostando por las ferias?

Hemos llegado a un punto que hay que hacer un estudio sobre la forma de ventas y el tipo de ferias, porque les puede afectar la venta ‘online’. Entonces hay que hacer un estudio sobre cómo se puede mantener eso o reorganizar una feria porque no sale rentable ampliar ferias por los costes y el sistema de venta está ya encareciendo ese modelo. Desde la federación somos conscientes de que hay que mirar un modelo nuevo para que sea productivo y económicamente salga rentable.

¿Qué valoración hace del nuevo decreto de artesanía aprobado recientemente por la Junta?

Es una necesidad que llevábamos tramitando años. Creemos que va a hacer que la artesanía esté reconocida como un sector porque hasta ahora solo eran talleres o no sabían ni cómo recolocarnos en el ambiente económico. Y con ese decreto se hace una valoración, un reconocimiento al propio artesano y a las industrias, algo que desde la federación siempre hemos tenido en cuenta como las nuevas tecnologías, los productos artesanos y del nuevo producto que va a venir en unos años y que de hecho ya se está fabricando así. En este decreto están incluidos nuevos artesanos y disciplinas, incluso también se tiene en cuenta dentro de la federación tener a nuevos asociados como creativos o diseñadores. Este decreto para los que nos va a servir es para enfrentarnos a un futuro y es la mejor herramienta.

Entonces abre un paso a la modernización...

El decreto nos permite engancharnos al tren del futuro porque es lo que vemos que los talleres o los que se creen puedan estar incluidos.

¿Uno de los temas incluidos es la creación de un distintivo para los artesanos de Castilla y León?

A nivel de una marca de calidad se está creando un logotipo en la Comunidad. No se puede equiparar a lo de la alimentación con Tierra de Sabor, incluso podríamos haber propuesto Tierra de Saber. Pero sí, es un paso más y con el tiempo queremos crear una marca de garantía y de control de la calidad y del producto artesano.

¿También servirá para facilitar el acceso a las ayudas?

El decreto va a servir para reorganizar el tema de la artesanía. Los artesanos van a ver que es reconocido su puesto de trabajo, su taller, su oficio y eso, al estar más definido el sector perfectamente las ayudas de las administraciones pueden ir enfocadas directamente a eso porque a día de hoy era una ayuda en general al sector artesano pero con convenios y ayudas a temas de ferias, pero así puede ser más específico y estar más estudiado.