scorecardresearch

La red de víctimas de violencia de género atiende 829 casos

SPC
-

El 012 supera las de 6.400 llamadas, 5.735 relacionadas directamente con casos de violencia de género

Servicio del 012 Mujer. - Foto: Jonathan Tajes

La Red de Atención Integral a las Víctimas de Violencia de Género de Castilla y León ha atendido en lo que va de año, entre el 1 de enero y el 15 de noviembre, a un total de 829 mujeres, 44 más que un año antes. Bajo este paraguas de protección son 3.181 los casos en el sistema de acceso unificado a los servicios sociales de la Dirección General de Mujer, el 7,6 por ciento más que hace un año, cuando se contabilizaron 2.955 expedientes abiertos.

Estas cifras, apuntan desde el Gobierno regional en un comunicado recogido por Ical, ponen de manifiesto los avances en cuanto a sensibilización y concienciación social respecto a la existencia de este problema estructural, y la obligación de prevenirlo, denunciarlo y apoyar a quienes lo sufren. Al mismo tiempo, refuerza el planteamiento de la Junta sobre la necesidad de reforzar el actual modelo 'violencia cero', de manera que los Servicios Sociales sean, además de la puerta principal de entrada al sistema, una vía de salida hacia una vida independiente y plena de derechos para las mujeres que han sufrido maltrato.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha convocado esta mañana en Valladolid una reunión ordinaria de la Sección de Género del Observatorio de Castilla y León, órgano colegiado donde se estudia, analiza y se realiza un seguimiento de la realidad social de la Comunidad en relación con la materia de género. En el transcurso del encuentro se compartió un informe sobre las actuaciones realizadas en el último año en el marco de la Red de Atención a las Víctimas, los avances y resultados conseguidos en las distintas áreas de acción, y el refuerzo necesario en los procedimientos para articular el nuevo modelo de atención 'In-On-Out', al amparo de la futura ley autonómica.

Fase In

Los principales indicadores evaluados por la Sección de Género del Observatorio de Castilla y León correspondientes a esta fase 'in' revelan que, en lo que va de año (hasta el 15 de noviembre), el servicio de atención telefónica 012 Mujer ha recibido un total de 6.458 llamadas (5.735 relacionadas directamente con casos de violencia de género), frente a las 5.054 del año anterior; otras 2.260 han entrado a través del teléfono 016 (3.022 en 2020), de las que 1.331 fueron derivadas al 012 (1.160 un año antes); y el 112 de Castilla y León ha canalizado 2.581 llamadas (2.365 en 2020).

En lo que respecta a la sensibilización y prevención, destacan las acciones llevadas a cabo en el ámbito laboral a través de los 32 agentes de igualdad y conciliación contratados y por medio del programa IOEmpresas. Con la colaboración de las organizaciones económicas y sociales, este año se han implantado planes de igualdad en 34 empresas de la Comunidad y 14 protocolos de acoso sexual y por razón de género; se ha ofrecido información sobre los recursos existentes a 59 mujeres y se han atendido 103 consultas; y finalmente se han negociado 176 convenios para incluir medidas de igualdad y conciliación en el tejido productivo y se han incorporado 210 cláusulas de igualdad salarial.

Por medio del programa IOEmpresas, se han atendido 349 consultas y se ha asesorado a 47 compañías en materias relacionadas con la realización de planes de igualdad, auditoría y registro salarial, valoración de puestos o constitución de comisiones negociadoras. Además, 13 nuevas firmas se han adherido al Banco de Buenas Prácticas, disponible en el portal web de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades.

Por último, destacan las acciones de sensibilización orientadas específicamente al medio rural, con 1.212 destinatarias –el doble que un año antes–, y las centradas en la digitalización y apoyo al emprendimiento de las mujeres residentes en pequeños núcleos de población.

Fase on

La segunda fase del nuevo modelo de atención a las víctimas de violencia de género impulsado por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades se denomina 'on' y refleja ya la transformación que se pretende en torno a los procedimientos y aplicación de los recursos disponibles. En ella tienen su encaje todas las instituciones, organizaciones y entidades que conforman la red de atención –con los correspondientes recursos y servicios–, cuya estructura tiende a flexibilizarse para adaptarse a las necesidades de la víctima y no al revés, procurando una mejor accesibilidad y una atención de mayor calidad.

En la reunión celebrada hoy se informó de que, a fecha de 15 de noviembre, existen 3.181 informes de valoración de violencia de género activos. El 47,22 por ciento de las víctimas tiene entre 31 y 45 años; el 27,82 por ciento entre 46 y 64 años, y el 18,42 por ciento se sitúa en la franja de edad de entre 18 y 30 años. Existe un porcentaje del 5,63 por ciento de mayores de 65; otro del 0,63 por ciento de menores de edad, y en el 0,28 por ciento de los casos no se ha podido acreditar la edad. Casi tres de cada cuatro (el 73,97 por ciento) residen en ámbito urbano. Esta radiografía es muy similar a la obtenida hace un año.

Además, se ha identificado un porcentaje del 35,65 por ciento como víctimas especialmente vulnerables por su condición de inmigrantes o su pertenencia a una minoría étnica; por padecer algún tipo de discapacidad o por acusar problemas de drogodependencias.

En lo que respecta al tipo de atención dispensada, se ha ofrecido asesoramiento jurídico a 166 mujeres a través del convenio entre la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y Cruz Roja (115 el año anterior) y a otras 167 por medio de las corporaciones locales (120 un año antes), mientras que el servicio de defensa letrada y asistencia jurídica gratuita –formalizado a través de convenio entre la Gerencia de Servicios Sociales y el Consejo de la Abogacía de Castilla y León– ha operado en 47 procedimientos penales por agresiones sexuales (32 en 2020) y en dos procedimientos nuevos (y ocho en curso) relacionados con los huérfanos y otros familiares de víctimas.

Junto a esto, 1.599 mujeres; 190 menores; 40 maltratadores y 35 personas dependientes de la víctima (otros familiares) han recibido apoyo psicológico a través del Convenio entre la Gerencia de Servicios Sociales y el Consejo de Psicología de Castilla y León, al tiempo que este servicio ha intervenido de forma urgente en sede policial o judicial con 319 víctimas. Un año antes este servicio intervino con 1.215 mujeres, 150 menores, 39 agresores y 21 personas dependientes, y otras 215 víctimas en comisaría o juzgados.

Fase out

La 'fase out' marca la puerta de salida a las víctimas, quienes dejan el sistema de Servicios Sociales para construir de nuevo una vidas autónoma, independiente y libre. Una de las claves para lograr este objetivo es la inserción laboral. Aquí cabe citar la labor realizada por las entidades del Tercer Sector Social –que han ayudado a 142 mujeres a acceder a un puesto de trabajo– y la llevada a cabo en colaboración con la Fundación Santa María la Real a través del Programa Empleo Mujer Castilla y León (Pemcyl), en el que hasta noviembre han participado 158 personas (entre ellas, 65 víctimas de violencia), con 69 contrataciones formalizadas (24 de ellas de víctimas).

Por otro lado, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha resuelto la concesión de 11 de las 15 solicitudes de ayudas recibidas dentro de la línea de fomento a la contratación de víctimas de violencia de género, cofinanciadas con el Fondo Social Europeo (FSE), mientras la titular de este área, Isabel Blanco, anunció una nueva línea de subvenciones a las empresas con esta finalidad, que se sufragará íntegramente con presupuesto autónomo.

Blanco hizo mención también al programa 'Empresas comprometidas con la igualdad', puesto en marcha hace unos meses con el reto de reforzar y ampliar la cultura de la responsabilidad social en el tejido productivo e implicar a más compañías en el compromiso de promover la igualdad y prevenir la violencia de género, incorporar a mujeres a sus plantillas, facilitarles su ascenso profesional y reservar puestos de especial interés a las mujeres más vulnerables. La consejera avanzó que en los próximos meses nuevas empresas se irán sumando a este programa.

En el proceso de redefinición del nuevo modelo 'violencia cero' para reforzar los procedimientos de atención a las víctimas están previstas nuevas actuaciones. En la 'fase in' cabe citar la aprobación del próximo plan estratégico de igualdad de género hasta 2025; la articulación de planes de formación y protocolos para la detección y derivación de los miembros de las redes por la igualdad –en particular, con las corporaciones locales, universidades y asociaciones de mujeres rurales–; o el impulso a las comisiones autonómicas de trata y prostitución y de seguridad.

En la 'fase on' se trabajará en la modernización y mejora en la accesibilidad a la Red de Recursos de Atención, de forma que se adapten mejor a las necesidades de cada víctima y a su entorno; en la formación y especialización de los profesionales, y en la medición Finalmente, en la 'fase out' los esfuerzos se centrarán en ampliar la Red de Empresas Comprometidas con la Igualdad y articular incentivos para la capacitación y contratación de las víctimas.